Divergente: La facción antes que la sangre

Poster de Divergente

Título original: Divergent.
País: Estados Unidos.
Año: 2014.
Director: Neil Burger.
Guión: Evan Daughtry, Vanessa Taylor.
Reparto: Shailene Woodley, Theo James, Jai Courtney, Zoë Kravitz, Ray Stevenson, Miles Teller, Ashley Judd, Tony Goldwyn, Maggie Q, Kate Winslet, Mekhi Phifer, Ansel Elgort, Ben Lloyd-Hughes, Christian Madsen, Amy Newbold.
Duración: 140 minutos.

Chicago, en algún momento en un pesimista futuro. Tras una guerra la ciudad está cerrada para que quienes viven más allá de las secas praderas no se acerquen a una urbe que no es lo que otrora fue. Cinco facciones viven en ella: Verdad, donde sus miembros no pueden mentir; Erudición, los inteligentes; Cordialidad, los amigables en pro de la paz; Osadía, los valientes y protectores de los demás; y Abnegación, los generosos, los que miran por los demás antes que por ellos mismos.

Maggie Q y Shailene Woodley en Divergente

De esta última es Beatrice Prior (Shailene Woodley) que junto a su hermano Caleb (Ansel Elgort) deben pasar por la prueba de aptitud que decidirá a qué facción pertenecen, aunque bien podrán cambiarla y decidir por ellos mismos. Pero la prueba de Beatrice no es concluyente, lo que significa que es una divergente y que su cerebro no funciona como el de la mayoría dela gente.

Natalie (Ashley Judd) y Andrew (Tony Goldwyn) Prior se quedan sin sus hijos cuando Caleb decide ir a Erudición y Beatrice a Osadía. Allí ella se convertirá en Tris una de los iniciados con peor puntuación porque es débil y tendrá que pelear por un puesto en el lugar y para no acabar con los Abandonados, aquellos que no pertenecen a ninguna de las cinco facciones.

Zoë Kravitz y Shailene Woodley en Divergente

Además de prepararse para no tener que marcharse,  Tris deberá guardarse para sí misma su secreto porque las cosas empiezan a cambiar cuando Erudición, con Jeanine (Kate Winslet) al frente, empieza a presionar para quitarle a Abnegación el liderazgo de las facciones y los divergentes son buscados para eliminarlos por la amenaza que suponen para el sistema, supuestamente. Quienes lo saben la ayudarán pero para entonces nuestra protagonista ya habrá evolucionado demostrando que su elección fue la adecuada. Pero ¿por qué conformarse con pertenecer solo a una facción?

Basada en la novela de Veronica Roth “Divergent”, es inevitable comparar “Divergente” con otro fenómeno juvenil: “Los Juegos del Hambre”. Pero como creo que las críticas de películas no consisten en las comparaciones de unas y otras, no voy a ir por ahí.

“Divergente” es la historia de una sociedad sometida a un sistema que no se pone en duda, donde la gente es encasillada en una u otra facción sin apenas poder elegir porque cuando lo hacen no hay vuelta atrás, de ahí lo de la facción antes que la sangre. También es una historia en la que se menosprecia y se quiere eliminar a determinadas personas simplemente porque son diferentes y en todas estas cosas yo siempre veo críticas a la sociedad en general. Pero el filme también es una crónica de supervivencia y heroicidad, así como de superación e incluso de lealtad, pero no lealtad a una facción, sino lealtad a quien vela por ti, a quien te ayuda en el camino.

Kate Winslet y Theo James en Divergente

La película cuenta una historia que no es nueva pero que creo que está bien plasmada en la pantalla, a pesar de que no me he leído la novela. Eso sí, creo que el relato es bastante previsible de principio a fin sin que haya lugar a demasiadas sorpresas.

Shailene Woodley cumple con creces como la protagonista del filme, primera parte de una saga de tres libros cuya tercera parte se dividirá en dos películas, nada de extrañar, por lo que habrá “Divergente” hasta 2017. Desde luego que a mí ganas de ver más me han quedado pero, si alguien se lo pregunta, la película queda bastante cerrada. Entretenida y recomendable.