Piel de Asno: Una fantasía estrafalaria

Poster de Piel de AsnoTítulo original: Peau d’Ane.
País: Francia.
Año: 1970.
Director: Jacques Demy.
Guión: Jacques Demy.
Reparto: Catherine Deneuve, Jean Marais, Jacques Perrin, Delphine Seyrig, Micheline Presle, Fernand Ledoux, Henri Crémieux, Pierre Repp.
Duración: 100 minutos.

Al morir su madre, la princesa del reino azul (Catherine Deneuve), llamémosle así, no quiere ni ser vista por su padre, el rey azul (Jean Marais). Pero los asesores del monarca le dicen que debe buscar una nueva esposa pero ninguna le convence por los retratos que le enseñan, excepto su propia hija. Ella dice quererle pero va a buscar consejo donde su hada madrina (Delphine Seyrig) que le dice que no puede casarse con su padre y que le pida un vestido difícil para evitar el enlace.

Pero su padre tiene muchos recursos y un asno que le proporciona joyas y monedas cada vez que evacúa, y consigue todos los vestidos que su hija desea. Al final el consejo del hada madrina es que le pida uno de piel de asno y él no se niega pero ella acaba huyendo y recluyéndose en otro reino, el rojo, donde pasará a llamarse “Piel de Asno” y donde todos los ciudadanos se meterán con ella.

Catherine Deneuve y Jean Marais en Piel de Asno

Pero un día se encuentra en el bosque con el príncipe rojo (Jacques Perrin) y este queda prendado de ella. Un pastel hecho por ella querrá y como encuentra un anillo en su interior a quien le siente bien, ya sea princesa o sirvienta, será quien se case con el príncipe.

“Piel de Asno” es una película de fantasía bastante estrafalaria que se basa en el cuento del mismo título de Charles Perrault. Para hacerlo, pensaron bastante en el diseño de producción, el vestuario y el maquillaje (esas estatuas humanas, los soldados de uno y otro reino diferenciados por un color, el trono del rey azul), de eso no hay duda alguna y se agradecen esas frases humorísticas que algunos personajes sueltan de vez en cuando.

Catherine Deneuve en Piel de Asno

Eso sí, tiene también su parte musical y, particularmente, la veo metida con calzador porque no era necesario incluir canciones para ilustrar una historia que tiene carencia de ritmo en varios pasajes. Como curiosidad se puede ver pero no me ha parecido, quitando el diseño de producción, como decía, gran cosa.