Faraday: Mala parodia fantástica

Poster de Faraday

País: España.
Año: 2013.
Director: Norberto Ramos del Val.
Guión: Pablo Vázquez, Jimina Sabadú.
Reparto: Javier Bódalo, Diana Gómez, Alba García, Daniela Costa, Alejandro Tous, Sonia Almarcha, Micky, Denny Horror, Inma del Moral.
Duración: 82 minutos.

Faraday (Javier Bódalo) es un joven que se cree telépata desde niño, pero aunque lo ha intentado siempre lo de mover objetos con la mente no es lo suyo. Se va a vivir con su novia Pati (Diana Gómez), alias Paticupcakes en una red social del estilo de Twitter, en la que es una activa usuaria que intenta tener seguidores y más seguidores.

Pronto descubren que en su piso hubo un asesinato y que el fantasma de la asesina, Sonia (Alba García), parece vagar por el lugar. Eso hace que Pati se empiece a hartar de la situación ya que Faraday está más ocupado en revelar el misterio o incluso en Sonia, que en su vida en pareja.

Diana Gómez y Javier Bódalo en Faraday

El pastel, nunca mejor dicho, se descubre gracias a que Minervo (Alejandro Tous), un falso vidente, le hecha una mano al protagonista para ir a la primera convención de blogueros para intentar salvar a Pati, que sin comerlo ni beberlo acabará en una situación peligrosa.

“Faraday” es una comedia fantástica, a su género me refiero, rodada en plan documental con un montón de testimonios hablado bien sobre el protagonista, bien sobre su novia o sobre cualquier otra cosa como la convención que aparece en la película, que fue financiada en parte vía crowdfunding.

La película es una parodia que va de crítica con el mundo de las redes sociales y de los blogueros que a mí, personalmente, no me ha gustado nada, de hecho a la media hora ya estaba mirando el reloj y eso siempre es mala señal. Sí, se me ha hecho larga y aburrida. Tiene algunos puntos graciosos en su guión, pero han sido pocos, claro que “Faraday” tampoco es una película que se tome a sí misma en serio ni que pretenda nada más lejos que hacer que quien la vea se ría y pase un rato agradable.

Es cansino, para mí, tanto testimonio de principio a fin. Los de principio, de hecho, funcionan mejor porque al menos aportan algo para presentar al protagonista de la película, pero vaya que creo que sobre todo los del final rompen el ritmo que le pueda quedar a la película.

Inma del Moral, Alejandro Tous y Javier Bódalo en Faraday

Conmigo no ha funcionado, como digo, porque me ha parecido mala. Para gustos, el cine, pero sea como fuere esta es la única película de la Sección Oficial del vigésimo Festival de Cine Fantástico de Bilbao, FANT, hecha en España.

Totalmente prescindible.

Aprovecho para recordar que hace unos meses entrevisté a su director Norberto Ramos del Val y a una de sus guionistas, Jimina Sabadú a cuenta del filme. Podéis leer ambas entrevistas en la sección correspondiente del blog.