Víctor Matellano: “Para contar Zarpazos como me hubiese gustado, necesitaría una serie”

Víctor Matellano, FANT 2014

El escritor, guionista y director Víctor Matellano presentó el pasado jueves por la mañana la película de clausura de la vigésima edición del FANTFestival de Cine Fantástico de Bilbao, ante los medios. “Zarpazos! Un Viaje por el Spanish Horror” es un documental que habla del cine de terror que se hizo en España en las décadas de los 60 y de los 70.

El proyecto surgió tras la publicación de su libro “Spanish Horror” en 2009, ya que Matellano pensó que con todas las entrevistas que tenía podía hacer un documental. El título del mismo “es en referencia y homenaje al personaje del hombre lobo de Paul Naschy y porque con el género se daban zarpazos a la censura”, explicó.

Víctor Matellano es aficionado a este género desde que era un niño y como el programa de terror de Chicho Ibáñez Serrador tenía dos rombos y no se lo dejaban ver “lo veía a través de las rendijas de una puerta”. Ilusionado porque el documental se proyectase en Bilbao, el mes que viene estará disponible en DVD, Matellano admitió que para contarlo como le hubiese gustado necesitaría una serie porque “el metraje original duraba noventa y cinco minutos y tuve que cortarlo a sesenta y tres por el formato. Su emisión en televisión tendrá 52 minutos”.

El realizador tiene muy claro que los realizadores del género eran autores ya que en sus obras se encuentran sus señas de identidad y parafraseando a Jack Taylor en la obra “eran películas de serie B pero han permanecido mejor en el tiempo que algunas de serie A”.

Al final de “Zarpazos! Un Viaje por el Spanish Horror” hay un fragmento de “Buenas Noches Señor Monstruo” en el que el grupo Regalíz canta y no a todos los presentes gustó. Sobre ello Víctor Matellano contó que lo incluyó como “homenaje a Paul Naschy porque esa es la película preferida de su nieta, se la ponen todo el rato, y la prmera película de Paul que vi en el cine”, añadiendo que no está seguro de que a Paul le hubiese gustado porque para él, el género de terror era una religión.

Al hilo de ello comentó que las parodias de películas de terror como “El Jovencito Frankenstein”, proyectada también en el festival, le parece que están hechas con cariño y que como son para el público en general, han contribuido a reforzar el género.

Por último, Matellano recordó a su amigo Paul Naschy con un par de anécdotas. La primera referente al Festival de Cine de Málaga donde acudió en 2001 y donde se sentó junto al propio Naschy y Jesús Franco, director de filmes de terror. “Cuando les pedí que se sacaran una foto conmigo se quedaron alucinados. Les pregunté si alguna vez se habían sacado una foto juntos y me contestaron que no”.

La segunda anécdota fue referente a la muerte de Naschy en 2009. “Los últimos años los viví con él hasta el final. Cuando estaba ya muy enfermo en el hospital, un fin de semana le dije que iba a un festival a ver a Ernest Borgnine porque le admiraba y me dijo que entonces mejor nos despedíamos porque era muy consciente de las cosas”, explicó añadiendo que “así fue, cuando volví el lunes, ya no estaba”.

Para Víctor Matellano, Paul Naschy era el máximo exponente del terror en España, además de ser un hombre entrañable pero que “no se reía con las cosas de comer”.

Mi crítica de “Zarpazos! Un Viaje por el Spanish Horror” podéis verla aquí.