El Espejo Roto, o cómo Miss Marple resuelve un crimen sin salir de casa

 

Poster de El Espejo Roto

Título original: The Mirror Crack’d.
País: 
Reino Unido.
Año: 1980.
Director: Guy Hamilton.
Guión: Jonathan Hales, Barry Sandler.
Reparto: Angela Lansbury, Elizabeth Taylor, Rock Hudson, Geraldine Chaplin, Edward Fox, Wendy Morgan, Kim Novak, Tony Curtis, Maureen Bennett.
Duración: 109 minutos.

La señorita Jane Marple (Angela Lansbury) se pierde, por una caída, la fiesta que da en su nuevo hogar la famosa actriz Marina Gregg (Elizabeth Taylor). Una mujer del pueblo que tiene una conversación con la intérprete, Heather Babcock (Maureen Bennett), acaba muerta por envenenamiento por lo que cualquiera de la fiesta podría haber sido el asesino o la asesina.

El inspector Craddock (Edward Fox), sobrino de la señorita Marple se encarga del caso con ayuda de su tía quien le pide a su asistenta Cherry (Wendy Morgan) que le cuente todo de lo que se acuerde de la fiesta, ya que sirvió en ella. Pero ¿de verdad querían matar a la señora Babcock, o el veneno era para la propia Marina?

Elizabeth Taylor y Rock Hudson en El Espejo Roto

Como principales sospechosos están el marido de Marina, el director de cine Jason Rudd (Rock Hudson), su ayudante Ella Zielinsky (Geraldine Chaplin), su archienemiga Lola Brewster (Kim Novak) o el marido de esta y productor de cine además, Martin N. Fenn (Tony Curtis). Aunque siempre cabe la posibilidad de que el asesino sea el mayordomo ¿verdad?

Basada en la novela publicada por Agatha Christie en 1962 “El Espejo se Rajó de Lado a Lado” (The Mirror Crack’d from Side to Side), “El Espejo Roto” es un filme en el que Miss Marple tiene que resolver un crimen sin tan siquiera poder salir de casa al estar convaleciente pero para eso tiene a su sobrino, quien hace su trabajo, para recopilar información.

El elenco está compuesto por un plantel de actores muy conocidos que cumplen en sus papeles y el guión está repleto de ironías y sarcasmos. Lástima que Angela Lansbury no aparezca más en pantalla aunque tiene su mejor escena justo al principio de la película y es que el filme empieza de manera brillante.

Angela Lansbury en El Espejo Roto

Se deja ver aunque tiene un pero y tal vez sea lo que dicen quienes se han leído bastantes libros de Agatha Christie, que la escritora era una tramposilla, porque dicho pero se lo pongo a que tras llevar bastante bien la intriga haciendo que como espectadores podamos intentar adivinar quién es el malo o la mala de turno, el final es decepcionante, especialmente porque para mí la señorita Marple no tenía toda la información necesaria para llegar a su conclusión final y quedan algunos cabos sueltos.

Por cierto, atención a la breve aparición, sin diálogo alguno, de Pierce Brosnan.