Sin City: Novela gráfica en imagen real

Poster de Sin City

Título original: Sin City.
País: 
Estados Unidos.
Año: 2005.
Director: Frank Miller, Robert Rodríguez, Quentin Tarantino.
Guión: Frank Miller.
Reparto: Bruce Willis, Mickey Rourke, Clive Owen, Jaime King, Jessica Alba, Benicio Del Toro, Brittany Murphy, Rosario Dawson, Carla Gugino, Elijah Wood, Ruther Hauer, Devon Aoki, Powers Boothe, Alexis Bledel, Josh Hartnett, Michael Clarke Duncan, Michael Madsen, Jude Ciccolella.
Duración: 124 minutos.

Basin City es la ciudad del pecado en la que el senador Roark (Powers Boothe) tiene a todos bajo su influencia y su familia queda impune ante cualquier acto criminal, las prostitutas son de armas tomar en el área que controlan y matones como Marv (Mickey Rourke) hacen de las suyas intentando poner algo de orden.

El policía a punto de retirarse John Hartigan (Bruce Willis) trata de rescatar a una niña de las manos de uno de los psicópatas de la familia Roark donde ninguno es trigo limpio; Marv es acusado del asesinato de una prostituta de nombre Goldie (Jaime King) acabará ayudando a su hermana Wendy (Jaime King también) para vengarse de quienes mataron en realidad a su querida Goldie.

Bruce Willis y Michael Madsen en Sin City

Por su parte, otro matón con cara nueva además, Dwight (Clive Owen) persigue al nuevo novio de su novia Shellie (Brittany Murphy), un tipo llamado Jackie Boy (Benicio Del Toro) que no resulta ser quien parecía y que se mete en mal terreno, el de las prostitutas lideradas por Gail (Rosario Dawson) donde a Miho (Devon Aoki) no le gusta dejar títere con cabeza. Tres historias para tres tipos duros en las que la familia Roark por h o por b tienen mucho que ver en lo que sucede.

La primera vez que la novela gráfica “Sin City” vio la luz fue en 1991, y la andadura de la creación de Frank Miller duró hasta el año 2000. A un mes de que se estrene la secuela en Estados Unidos, he revisionado esta cinta que me gustó hace nueve años y que ahora me ha seguido pareciendo una buena película.

“Sin City” es la novela gráfica hecha imagen real, con estética de comic por todos los costados como no podía ser de otra manera y con un extraordinario uso de la mezcla entre el blanco y negro y el color. Exagerada en su violencia como cualquier película de Tarantino, aquí director invitado, Robert Rodríguez se luce en el montaje de la historia. Los efectos visuales son buenos también.

Fotograma de Sin City

No es la primera vez que digo que no soy aficionada ni a los comics ni a las novelas gráficas, pero siéndolo o no siéndolo creo que “Sin City” es una película apta para cualquiera que quiera ver un filme muy bien hecho y original en su forma de mostrar lo que narra. Quienes hayan seguido la obra de Miller podrán opinar sobre si es fiel a sus novelas o no.

Recomendable.