Adiós a Álex Angulo

Álex Angulo

La muerte no descansa, y si ayer informaba de la de James Garner, hoy tengo que hacerlo de la de un paisano, el actor vizcaíno Álex Angulo que perdió la vida ayer por la tarde en un accidente de coche en La Rioja a los 61 años de edad cuando, al parecer, se dirigía a un rodaje. Los bomberos tuvieron que sacar su cuerpo del amasijo de hierros en los que se convirtió su coche, la foto impresiona mucho, y se están investigando las causas del accidente.

Aunque para mí Álex Angulo siempre estará asociado a su personaje de Blas en la serie “Periodistas”, creo que le hace más justicia este pequeño homenaje en mi blog de cine porque al fin y al cabo se dio a conocer para el gran público en ese medio.

Participó en la ópera prima de Álex de la Iglesia, otro paisano, “Acción Mutante” en 1993 aunque mayor fue el bombazo de “El Día de la Bestia” dos años más tarde, del mismo director en el que Álex Angulo hizo un papel protagonista muy relevante por el que además fue nominado al premio Goya al Mejor Actor. No fue su única nominación a los premios del cine español, ya que años pocos años después fue nominado como Mejor Actor Secundario por sus papeles en “Muertos de Risa”, también de Álex de la Iglesia, y en “El Gran Vázquez”.

En su filmografía para la gran pantalla se pueden destacar también títulos como “Hola, ¿estás sola?”, “Así en el Cielo Como en la Tierra”, “Los Años Bárbaros”, “El Laberinto del Fauno” o “Zipi y Zape y el Club de la Canica”. Su último largometraje es de este mismo año, “A Escondidas”, aún sin estrenar.

Pero comentaba lo de su faceta televisiva. Además dela citada “Periodistas”, la más longeva de todas en las que Álex Angulo participó, apareció en “Villarriba y Villabajo”, “Aquí no hay Quien Viva”, “Hermanos y Detectives”, “14 de abril. La República” por la que le otorgaron el premio al Mejor actor de Reparto sus compañeros de la Unión de Actores, y “Gran Reserva. El Origen”.

Un par de veces me encontré a Álex Angulo en Bilbao. La primera hace unos cuantos años en la entrega de unos premios donde aproveché la oportunidad para sacarme una fotografía con él, y la segunda no hace muchos meses en un bar de la ciudad. Siempre me pareció un hombre simpático, también era buen actor. Que en paz descanse.

Imagen: Joan Vidal