¿Qué fue de Baby Jane?: La mansión de los horrores con una soberbia Bette Davis

Poster de ¿Qué fue de Baby Jane?

Título original: What Ever Happened to Baby Jane?
País: 
Estados Unidos.
Año: 1962.
Director: Robert Aldrich.
Guión: Lukas Heller.
Reparto: Bette Davis, Joan Crawford, Victor Buono, Maidie Norman, Anna Lee, Barbara Merrill, Marjorie Bennett, Dave Willock, Ann Barton, Julie Allred, Gina Gillespie.
Duración: 130 minutos.

Baby Jane Hudson (Julie Allred de niña, Bette Davis de mayor) es una especie de Shirley Temple que en 1917 triunfa con sus números de baile y sus canciones, teniendo incluso muñecas hechas a su imagen y semejanza. Pero no deja de ser una niña, y por lo poco que vemos de rebelde carácter a la que su padre Ray (Dave Willock) presiona. El resto de la familia lo componen la madre Cora (Ann Barton) y la hermana mayor Blanche (Gina Gillespie de niña, Joan Crawford de mayor). A ninguna las tratan demasiado bien ni Ray ni Jane, por lo que Cora le hace prometer a Blanche que el día que ella sea el foco de atención trate a su hermana con la amabilidad que a ella le ha negado hasta su progenitor.

Joan Crawford y Bette Davis en ¿Qué fue de Baby Jane?

Años después, ambas hermanas ya entradas en años, comparten casa y Blanche está postrada en una silla de ruedas. Se menciona un accidente, algo que se nos muestra brevemente sin desvelarnos rostro alguno en los créditos iniciales, un coche estampado contra la verja de una casa. Un accidente que parece que fue culpa de Jane quien cuida de su hermana aunque su actitud no suele ser la mejor, como la asistenta Elvira (Maidie Norman) le intenta hacer ver a Blanche.

La culpa y la envidia corroen claramente a Jane que empieza a sembrar el pánico en el interior de su hermana, al mismo tiempo que contrata a un compositor, Edwin Flaff (Victor Buono), para tratar de regresar a la cima en la que un día estuvo. La locura la carcome también poco a poco.

Bette Davis en ¿Qué fue de Baby Jane?

“¿Qué fue de Baby Jane?” se basa en el libro del mismo título escrito por Henry Farrell y es un filme de terror con tintes dramáticos y de intriga. Bette Davis, nominada al Oscar por su interpretación, está inmensa como siempre porque era una grandísima intérprete y además da el miedo que tiene que dar con su personaje, y Joan Crawford está muy bien también logrando expresar mucho con su rostro sin decir nada en ciertas ocasiones. No hubo nominación para ella, pero sí para Victor Buono como Mejor Actor de Reparto por su breve interpretación, no lo entiendo, así como la cinematografía, el sonido y el vestuario de Norma Koch que sí se llevó la dorada estatuilla.

La banda sonora del filme acompaña muy bien de principio a fin lo que se nos muestra con composiciones más alegres en las escenas desarrolladas fuera de la casa de las hermanas Hudson, y más oscuras y tensas en el interior de la misma. La ambientación es soberbia, diría que hay un juego de luces y sombras. Luces, las de fuera de esa especie de casa de los horrores, las luces de la soleada California; sombras las del interior, una mansión oscura con recuerdos de una época pasada que persiguen a ambas protagonistas.

Bette Davis y Victor Buono en ¿Qué fue de Baby Jane?

Me ha gustado “¿Qué fue de Baby Jane?”, un filme bastante duro y dramático en los acontecimientos que presenta hasta su final, donde hay un giro tal vez no tan inesperado como cabía esperar pero que funciona a la perfección. Solo por el repertorio interpretativo, que no de cantante, de Bette Davis ya merece la pena verlo, pero es uno de esos clásicos que hay que ver.

Siempre he dicho que la única película de terror que me ha dado miedo es “Misery”, pero esta también se las trae no solo por lo que sucede o las caras de Bette Davis así como su malévola risa, sino también por esas secuencias tan bien pensadas sea para mostrarnos como Blanche está atrapada dando vueltas como una peonza con su silla de ruedas, plano cenital absolutamente maravilloso, las muñecas de Baby Jane o la apertura o no de las bandejas de la cena.

Muy recomendable.