Anaconda, cuando la serpiente no es la estrella de la función

Poster de Anaconda

Título original: Anaconda.
País: 
Estados Unidos, Brazil, Perú.
Año: 1997.
Director: Luis Llosa.
Guión: Hans Bauer, Jim Cash, Jack Epps Jr.
Reparto: Jennifer López, Ice Cube, Jon Voight, Eric Stoltz, Jonathan Hyde, Owen Wilson, Kari Wuhrer, Vincent Castellanos, Danny Trejo.
Duración: 89 minutos.

Un equipo de documentales se embarca en el Amazonas para ir en busca de una tribu en lo que será el primer trabajo de la graduada en cine Terri Flores (Jennifer López). Ni ella, ni el cámara Danny Rich (Ice Cube), ni el presentador Warren Westridge (Jonathan Hyde), ni el doctor especialista en esos temas Steven Cale (Eric Stoltz) o las tres personas más que van a bordo, pensarán que la buena obra que hacen, recoger a un tipo llamado Paul Serone (Jon Voight) que se ha quedado sin embarcación en el río, se convertirá en su peor pesadilla.

Fotograma de Anaconda

Con un miembro del equipo herido y los demás queriendo llevarle a un hospital, Serone les indica un camino que no les llevará hasta su destino sino a encontrarse con una anaconda enorme que se las hará pasar canutas y que el hombre quiere atrapar porque, según dice, le darán un millón de dólares por ella. Aunque, en el fondo Serone causa más peligro que la propia Anaconda porque es un verdadero psicópata.

Podría decirse que “Anaconda” es un filme de terror aunque miedo no da, ni siquiera el bicho está bien hecho y tampoco impone tanto. La estrella de esta flojita película no es ella, desde luego porque apenas aparece, sino un Jon Voight haciendo de malo que sí que da cosa. Otro punto a favor de la película es la fotografía que, la verdad, está bastante bien. Por lo demás los personajes no son demasiado interesantes y hay detalles que se lanzan que para el desarrollo de la película no importan lo más mínimo porque tampoco se desarrollan. Uno de ellos es la relación de Serone con otro personaje del filme, pero si para entonces no te has cuenta de sus intenciones apaga y vámonos.

Jennifer López y Ice Cube en Anaconda

Las he visto peores pero “Anaconda” es floja, como digo, y además cuando parece que ha acabado, resulta que llega el final verdadero y la verdad tampoco es que aporte mucho más que el que parecía el final del metraje. Por cierto, atención a dos cosas: la cascada en la que el agua sube en vez de bajar y el guiño final de Paul Serone.

Vista una vez, suficiente.