Adiós a Lauren Bacall

Lauren Bacall y su Oscar honorífico de 2010

Cada vez quedan menos actores del cine clásico de Hollywood. Ayer mismo nos dejaba Lauren Bacall, una de las más reconocidas probablemente, a los 89 años de edad víctima de un derrame cerebral en Nueva York, la ciudad que la vio nacer un 16 de septiembre de 1924 bajo el nombre de Betty Joan Perske.

Su estreno en el cine se produjo en el año 1944 con el filme “Tener y no Tener” (To Have and Have Not) en el que compartió pantalla por primera vez con quien haría un montón de películas más y se convertiría en su marido en 1945, Humphrey Bogart. Bacall y Bogie fueron y seguirán siendo siempre la pareja de Hollywood por antonomasia. En los años 40 también participó en “El Sueño Eterno” (The Big Sleep), “La Senda Tenebrosa” (Dark Passage) o “Cayo Largo” (Key Largo), todas con su marido. Después, con la nueva década, llegaría “Cómo Casarse con un Millonario” (How to Merry a Millionaire), “Callejón Sangriento” (Blood Alley) o “Sombra Enamorada” (The Gift of Love).

En los 60 participó en, entre otras, “Harper Investigador Privado” (Harper) junto a Paul Newman y ya en los 70 se la pudo ver en “Asesinato en el Orient Express” (Murder on the Orient Express) y “El Último Pistolero” (The Shootist), su segundo filme con John Wayne y el último de El Duque antes de que falleciera.

“Misery”, “El Amor Tiene Dos Caras” (The Mirror Has Two Faces) por la que logró su única nominación al Oscar ganando el honorífico en 2010, “Mis Queridos Compatriotas” (My Fellow Americans), “Dogville” o “The Forger” son otros de sus títulos, siendo su doblaje de este mismo año para un episodio de la serie animada “Padre de Familia” (Family Guy) su último trabajo.

Descanse en paz Lauren Bacall.

Imagen: Reuters a través de Dailymail.