Belle Epoque, una buena película de época

Poster de Belle Epoque

Título original: Belle Epoque.
País: 
España.
Año: 1992.
Director: Fernando Trueba.
Guión: Rafael Azcona.
Reparto: Jorge Sanz, Fernando Fernán Gómez, Maribel Verdú, Ariadna Girl, Miriam Díaz-Aroca, Penélope Cruz, Gabino Diego, Agustín González, Chus Lampreave, Mary Carmen Ramírez, Michel Galabru, María Galiana, Jesús Bonilla, Juan José Otegui.
Duración: 110 minutos.

Fernando (Jorge Sanz) es un soldado que deserta en 1931 esperando que llegue la República a España para devolver su uniforme. Llega a un pueblecito y enseguida se hace amigo de un hombre llamado Manolo (Fernando Fernán Gómez) que le acoge en su casa, aunque en cuanto sus hijas llegan despacha al joven por lo que pueda pasar.

Jorge Sanz y Fernando Fernán Gómez en elle Epoque

Pero Fernando ve a las cuatro muchachas y decide que mejor fingir que se le ha escapado el tren para quedarse allí con Manolo y con las chicas: Violeta (Ariadna Gil), Rocío (Maribel Verdú), Clara (Míriam Díaz-Aroca) y Luz (Penélope Cruz). Y la pasión surge, como no podía ser de otra manera, sobre todo porque Fernando es muy enamoradizo, aunque las chicas no son fáciles de conquistar y más teniendo en cuenta que a Violeta la han criado como a un chico, Rocío tiene un pretendiente llamado Juanito (Gabino Diego) que no la deja ni a sol ni a sombra y Clara es viuda y sigue acordándose de su marido.

Pero para ser el comienzo de los años treinta en la España preFranquista, la familia es bastante abierta, solo hay que ver a la madre, Amalia (Mary Carmen Ramírez), que aparece por ahí también tras acabar una de sus giras musicales con su amante Danglard (Michel Galabru), aceptado por Manolo y sus hijas.

Ganadora de nueve premios Goya de un total de diecisiete nominaciones, y del Oscar a la Mejor Película Extranjera en 1993 (aún se denominaba así al premio por aquel entonces), “Belle Epoque” es una buena película de época que cuenta con una muy buena ambientación, un guión sólido con buenos toques de humor y un reparto cumplidor. Ciertamente está muy bien hecha y tiene escenas muy buenas como la del carnaval que no deja de ser extraña por el año en el que se ambienta el filme, pero hasta ahí puedo leer porque no quiero desvelar nada.

Fotograma de Belle Epoque

También me parece muy acertado cómo se presentan las tradiciones como lo de la pedida de mano y el cortejo pero sin la rigidez que suelen tener ese tipo de historias normalmente y cómo se presentan las discusiones políticas y religiosas. Hay que decir que “Belle Epoque” tiene hasta partes surrealistas y eso aún le dan más encanto a la película.

En definitiva, el filme de Fernando Trueba es muy recomendable. Me ha gustado, sí.