Four Lions: Terrorismo islámico en clave de humor

Poster de Four Lions

Título original: Four Lions.
País: 
Reino Unido, Francia.
Año: 2010.
Director: Chris Morris.
Guión: Chris Morris, Sam Bain, Jesse Armstrong.
Reparto: Riz Ahmed, Kavyan Novak, Nigel Lindsay, Arsher Ali, Adeel Akhtar, Craig Parkinson, Preeya Kalidas, Wasim Zakir, Karl Seth, Benedict Cumberbatch.
Duración: 97 minutos.

Omar (Riz Ahmed), Waj (Kavyan Novak), Barry (Nigel Lindsay) y Faisal (Adeel Akhtar) son cuatro amigos que se quieren hacer muyahidines para luchar contra los infieles. De Inglaterra, donde viven, los dos primeros van a Pakistán a un campo de entrenamiento pero las cosas no salen como esperaban y se marchan a toda prisa. Ya en casa, el grupo cuenta con Hassan (Arsher Ali), un nuevo integrante del que Omar no se fía mucho.

Riz Ahmed y Preeya Kalidas en Four Lions

Omar es el líder no oficial y el que más cerebro tiene de todos, aunque Barry le disputa el puesto. Entre los cinco tratan de decidir qué volar para que sus hermanos musulmanes inicien una batalla contra los infieles, pero Omar no está de acuerdo con lo que Barry y el resto sí, hacer saltar por los aires una mezquita y culpar a los judíos. Hasta que fijan su objetivo, se preparan y graban vídeos perolas cosas tal vez no salga como ninguno de ellos espera.

Que el terrorismo, islámico en este caso o de cualquier clase, es un tema muy serio lo sabemos todos pero “Four Lions” consigue hacer de él un arma para hacer el bien, porque con sus chispeantes conversaciones saca la risa y la sonrisa, al menos conmigo lo consiguió.

Desde el primer momento se ve que esta especie de célula es un desastre total y los preparativos de su gran golpe no lo son menos. Ni siquiera se ponen de acuerdo para grabar sus vídeos de despedida y de reivindicación de lo que pretenden hacer.

Fotograma de Four Lions

Lo que les pasa a Omar y Waj en Pakistán es hilarante, pero momentos brillantes hay más en “Four Lions” como el primer momento en el que se ve a Hassan o la escena en casa de Omar y su mujer Sofia (Preeya Kalidas) cuando se presenta el hermano de él y empiezan las diferencias de una misma cultura.

Sí, no hay duda de que “Four Lions” toca un tema sensible y siendo muy valiente lo hace divertido con momentos que sobrepasan lo ridículo, lo que no quita que en el filme, sobre todo hacia el final, haya momentos duros que nos devuelven de un tortazo a lo que se supone que es el terrorismo en realidad.

Muy recomendable y valiente, muy valiente.