Adiós a Lord Richard Attenborough

Richard Attenboroug

© Rex Features / Geoffrey Swaine

El pasado domingo falleció en Inglaterra Lord Richard Attenborough a los 90 años de edad. Director y actor, para los de una generación seguro que siempre recordaremos a Attenborough como el John Hammond de “Parque Jurásico” y su mítica frase “Welcome to Jurassic Park” (Bienvenidos a Parque Jurásico), papel que repitió en la secuela del filme “El Mundo Perdido” (Jurassic Park: The Lost World).

Hombre de teatro y de cine, principalmente, su carrera comenzó precisamente en los escenarios dando el salto al cine en el año 1942 en “Sangre, Sudor y Lágrimas” (In Which We Serve). En la década de los cuarenta hizo bastantes películas pero en 1952 regresó al teatro para, junto a su mujer, ser parte del reparto original de la obra más longeva de la historia, “La Ratonera” (The Mousetrap) de Agatha Christie.

La década de los cincuenta también fue muy prolífica para Richard Attenborough en la gran pantalla, y no menos la de los sesenta con títulos como “Objetivo: Banco de Inglaterra” (The League of Gentlemen), “La Gran Evasión” (The Great Escape), “El Vuelo del Fénix” (The Flight of the Phoenix) o “El Yang-Tsé en Llamas” (The Sand Pebbles). En esa década dirigió el primero de sus doce largometrajes, “¡Oh, qué Guerra tan Bonita!” (Oh! What a Lovely War).

En los años setenta apareció en películas como “Diez Negritos” (Ein Unbekannter rechnet ab) y “Culpable sin Rostro” (Conduct Unbecoming), dirigiendo también tres filmes más. Tras aparecer en 1979 en “El Factor Humano” (The Human Factor) Richard Attenborough decidió retirarse de la interpretación para centrarse en su faceta como director. Así en la década de los 80 se hizo cargo de “Ghandi2, película por la que obtuvo el Oscar al Mejor Director, así como el Globo de Oro y el Bafta; “A Chorus Line”, y “Grita Libertad” (Cry Freedom).

En 1992 le tocó dirigir “Chaplin”, año en el que Steven Spielberg le llamó para pedirle que diera vida a su John Hammond en la citada “Parque Jurásico”, a lo que el señor Attenborough accedió porque siempre prensó que a pesar de que a “Ghandi” le dieran el Oscar, “E.T.” se lo merecía más.

A partir de entonces, aunque dirigió cuatro filmes más, el último en 2007, Richard Attenborough regresó a la interpretación dejando títulos como “Milagro en la Ciudad” (Miracle on 34th Street), “Hamlet”, “Elizabeth” o “Puckoon”, siendo su último trabajo en 2004 poniendo una de las voces en “Tres en el Camino”, según cuenta IMDB.

Descanse en paz.