Pero… ¿Quién Mató a Harry?: A vueltas con el cadáver

Poster de Pero... ¿Quién Mató a Harry?

Título original: The Trouble with Harry.
País: 
Estados Unidos.
Año: 1955.
Director: Alfred Hitchcock.
Guión: John Michael Hayes.
Reparto: Edmund Gwenn, John Forsythe, Mildred Natwick, Shirley MacLaine, Mildred Dunnock, Royal Dano, Jerry Mathers, Dwight Marfield, Parker Fennelly, Barry Macollum.
Duración: 99 minutos.

El capitán Albert Wiles (Edmund Gwenn) va a cazar conejos a la colina del pequeño pueblo en el que vive y de repente se encuentra con el cadáver de un hombre que tiene una herida sangrante en la cabeza. Deduce enseguida que uno de sus tres tiros ha tenido que darle por accidente y se dispone a esconder el cuerpo cuando es interrumpido por diferentes personas: el pintor Sam Marlowe (John Forsythe), el pequeño Arnie Rogers (Jerry Mathers) y su madre Jennifer (Shirley MacLaine), el doctor Greenbow (Parker Fennelly), un vagabundo (Barry Macollum) y la señora Ivy Gravely (Mildred Natwick).

Fotograma de Pero... ¿Quién Mató a Harry?

Al final acabará contándole a Sam lo que ocurrió cuando pilla a este haciendo un dibujo del difunto y juntos lo entierran. Pero Sam empezará a indagar y al final se descubre que tanto Jennifer como la señora Gravely tuvieron un altercado con él. El cadáver se enterrará y desenterrará varias veces y al final el ayudante del sheriff Calvin Wiggs (Royal Dano) acabará sospechando. Pero ¿quién demonios mató a Harry?

Basada en la novela de Jack Trevor Story, “Pero… ¿Quién Mató a Harry?” es una comedia con un toque de intriga porque varias son las hipótesis que sus personajes barajan acerca de la muerte de Harry, un tipo al que solo le vemos la cara por medio del dibujo de Marlowe. Resulta entretenida sobre todo en su segunda mitad cuando los cuatro personajes principales interactúan juntos y se suceden las situaciones cómicas a cuenta del cadáver.

Reparto de Pero... ¿Quién Mató a Harry?

El filme tiene buena fotografía y se deja ver con la curiosidad además de que fue el primer largometraje que realizó Shirley MacLaine y un film que supone una rareza dentro de la filmografía de Alfred Hitchcock, a pesar de que cuenta con la teatralidad a la hora de mostrarnos la historia de otras de sus obras. Entretenido.