Cantando Bajo la Lluvia, un musical de cine sobre el cine

Poster de Cantando Bajo la Lluvia

Título original: Singin’ in the Rain.
País: 
Estados Unidos.
Año: 1952.
Director: Stanley Donen, Gene Kelly.
Guión: Adolph Green, Betty Comden.
Reparto: Gene Kelly, Donald O’Connor, Debbie Reynolds, Jean Hagen, Millard Mitchell, Douglas Fowley, Cyd Charisse, Zelda Zanders.
Duración: 103 minutos.

Don Lockwood (Gene Kelly) y Lina Lamont (Jean Hagen) son dos estrellas de cine que forman una pareja artística muy beneficiosa para su estudio. Ella está enamorada de Don pero este pasa totalmente porque no la soporta, fijándose en una chica a la que conoce de casualidad, Kathy Selden (Debbie Reynolds).

Cuando ruedan su último filme sucede algo extraordinario, la primera película sonora de la historia del cine que hará que el público ya no quiera más cine mudo sino escuchar a los actores. El jefe del estudio R.F. Simpson (Millard Mitchell) parará la producción hasta que incorporen los elementos necesarios para que la película sea sonora pero el problema surgirá cuando se den cuenta de que es imposible que la horrible voz de Lina funcione, para lo que contratan a Kathy para que la doble.

Trío protagonista de Cantando Bajo la Lluvia

Así, entre la propia Kathy, Don y su inseparable amigo Cosmo (Donald O’Connor) harán del filme una obra musical no exenta de problemas por parte, sobre todo, de Lina Lamont, dispuesta a ganarlo todo, hasta el estudio de Simpson.

“Cantando Bajo la Lluvia” es uno de los mejores musicales que se han rodado en la historia de la música sin ninguna duda, es una película de cine sobre el cine que nos muestra en clave de comedia esas vicisitudes por las que se pasó en Hollywood a raíz de que los largometrajes pudieran ser sonoros desde 1927, y no una sola sucesión de imágenes, cuadros de texto intercalados entre ellas y música de fondo grabada aparte.

A diferencia de lo que suele suceder, “Cantando Bajo la Lluvia” creó su historia a partir de las canciones con las que contaba, siendo solamente escritas específicamente para la película dos de las mismas. El filme es una comedia musical con una historia de amor de por medio donde hay diferentes números siendo uno de ellos realmente excesivo ya que si no dura diez minutos poco le falta y aunque es bastante vistoso y se entiende el por qué de su inclusión acaba rompiendo un poco el ritmo de la escena en el que está insertado. Hay que decir también que el guión es divertidísimo, con situaciones que rozan lo hilarante.

Fotograma de Cantando Bajo la Lluvia

Pero por lo demás, la película codirigida por Gene Kelly y Stanley Donen es un muy buen filme con geniales actuaciones, atención a Jean Hagen que aunque haga de odiosa es probablemente el personaje más rico en matices de todos los que hay y que fue nominada al Oscar por su papel, que es una delicia auténtica para ver los entresijos del cine y disfrutar del mismo desde dentro.

De visión obligada y más que recomendable. Por cierto, los detalles sobre el rodaje no tienen desperdicio, en Internet se pueden leer muchos.