La Isla Mínima, un gran thriller de principio a fin

Poster de La Isla Mínima

Título Original: La Isla Mínima.
País: 
España.
Año: 2014.
Director: Alberto Rodríguez.
Guión: Alberto Rodríguez, Rafael Cobos.
Reparto: Javier Gutiérrez, Raúl Arévalo, Nerea Barros, Antonio de la Torre, Salva Reina, Manolo Solo, Jesús Castro, Juan Carlos Villanueva, Jesús Carroza.
Duración: 110 minutos.

Cuando dos chicas desaparecen de su casa en un pequeño pueblo andaluz situado en las fotogénicas marismas del río Guadalquivir, los inspectores Juan (Javier Gutiérrez) y Pedro (Raúl Arévalo) son enviados desde Madrid para investigar. En un lugar tan hermético y con problemas laborales de la España de 1980, donde las pintadas a favor de Franco son fácilmente visibles, nadie habla pero el alcohol ayuda a tirar de la lengua a algunos.

Javier Gutiérrez y Raúl Arévalo en La Isla Mínima

Rodrigo (Antonio de la Torre), el padre de las niñas parece esconder algo y la madre, Rocío (Nerea Barros) encuentra algunas pistas que esconde a su marido pero da a los policías porque probablemente no sabe qué pensar. Lo peor sucede, los cadáveres de ambas son encontrados y Pedro y Juan tratarán por todos los medios de recabar información y encontrar pistas para atrapar al o los asesinos.

Pero ni siquiera el juez Andrade (Juan Carlos Villanueva), encargado del caso, se lo pondrá fácil por lo que acabarán aliándose con un lugareño que conoce los atajos de las marismas, Jesús (Salva Reina), y con un periodista (Manolo Solo) para resolver el asesinato. Todo ello mientras luchan un poco con sus propias historias personales.

“La Isla Mínima” es una de esas películas que para quienes no somos muy aficionados al cine español nos demuestra lo que se puede conseguir si dejan a los creadores hacer. Estamos ante un gran thriller de principio a fin y no solamente porque la historia resulte interesante durante todo el metraje sino porque el guión es sólido y muy bien hilvanado, el uso de la música muy bueno y la fotografía, simplemente, magistral.

Antonio de la Torre y Nerea Barros en a Isla Mínima

Aunque a Javier Gutiérrez y Raúl Arévalo les estemos más acostumbrados a ver en comedia, hacen una muy buena interpretación de los dos personajes principales del filme, destacando en el mismo a Nerea Barros y al siempre interesante Antonio de la Torre. Pero el paisaje se convierte en un personaje más con los estrechos canales y las no menos estrechas carreteras, las llanuras secas y esos caserones en medio de la nada, sin olvidar de las aves que surcan los cielos por encima de ellos.

La ambientación de una época en la que la democracia parecía estar a prueba en España está más que conseguida así como el retrato de la sociedad que hace y de sus problemas. Por si fuera poco, en “La Isla Mínima” hay persecuciones a pié y en coche, bastantes malos potenciales y un final que deja al espectador pensando.

Fotograma de La Isla Mínima

Muy buena película y, más que recomendable.