El Juez: Drama familiar, juicio y reputación

Poster de El Juez

Título original: The Judge.
País: 
Estados Unidos.
Año: 2014.
Director: David Dobkin.
Guión: Nick Schenk, Bill Dubuque.
Reparto: Robert Downey Jr. Robert Duvall, Vera Farmiga, Vincent D’Onofrio, Jeremy Stron, Billy Bob Thornton, Dax Shepard, Ken Howard, Balthazar Getty, Grace Zabriskie, Emma Tremblay, Leighton Meester, Denis O’Hare, David Krumholtz.
Duración: 141 minutos.

Cuando su madre fallece, el abogado Hank Palmer (Robert Downey Jr.) regresa a su pueblo natal, un pintoresco lugar en el que casi todo el mundo se conoce. Allí se reencuentra con sus hermanos Glen (Vincent D’Onofrio) y Dale (Jeremy Strong), además de con su padre el juez Joseph Palmer (Robert Duvall) con quien no se lleva bien desde hace mucho tiempo y quien lleva ejerciendo la profesión desde hace 42 años.

Fotograma de El Juez

La visita de Hank al lugar pretende ser corta, lo sabe él, lo saben sus hermanos y lo sabe su amor del instituto Samantha Powell (Vera Farmiga) aunque flirtee con él, Pero los planes de Hank se tuercen puesto que a su padre le acusan de haber atropellado a un hombre que pasó por su tribunal y a quien aplicó una pena más bien corta para la que debería haber sido en realidad. El juez acaba detenido pero su enemistad con Hank le hace contratar a un abogado con apenas experiencia de nombre C.P. Kennedy (Dax Shepard) para que le defienda. La cuestión es que el juez no recuerda nada y Hank acabará haciendo que acepte ser su cliente para tratar que, a pesar de las rencillas, su padre quede libre ya que el mayor miedo de este no es ir a la cárcel sino perder su reputación.

“El Juez” es primeramente un buen drama familiar en el que las diferencias entre los dos personajes principales son obvias desde el primer momento. El guión nos permite ir conociendo pequeños trazos de la vida de los personajes del filme de manera que podemos hacernos una idea poco a poco de cómo son y, especialmente, de por qué surgió esa enemistad entre el cabeza de familia de los Powell y su hijo mediano, aunque he de reconocer que me sorprendió porque a pesar de lo que al principio podría parecer, esa enemistad no surgió como da a entender sino que se explica más bien hacia el final del metraje.

Robert Downey Jr. y Vera Farmiga en El Juez

También estamos ante una película con juicio, podríamos imaginarlo teniendo en cuenta el título de la misma, un juicio que no solamente sirve para determinar si Joseph es inocente o culpable sino, como comentaba más arriba, para salvar su reputación que tanto le importa. Pero también es lo que facilita que los “daddy issues” de Hank se vayan desvaneciendo poco a poco y que los Powell traten de arreglar las cosas como familia. A esto contribuyen esas cintas caseras que tanto le gustan al personaje de Dale.

La fotografía de “El Juez” está bastante bien y la música acompaña de buena forma a las escenas. Pero sobresale el guión que salta desde la comedia al drama contribuyendo a que Robert Downey Jr. demuestre lo buen actor que él y lo bien que se mueve entre uno y otro género. Robert Duvall tiene un papel bueno también que borda por su experiencia y edad que consigue mostrar tanto el malhumor con respecto a diversas cosas o personas, como la debilidad por lo que le sucede y el miedo a lo que pueda perder.

Robert Downey Jr., Robert Duvall y Dax Shepard en El Juez

El ritmo de la película es lento a momentos pero llega incluso a emocionar en algunas partes sobre todo por lo que decía sobre el drama familiar, sin ir a la lágrima fácil, no confundamos. Me ha gustado “El Juez” y creo que merece la pena disfrutarla.