Cuerpos Especiales: Comedia, drama e intriga policial sin acción

Poster de Cuerpos Especiales

Título original: The Heat.
País: Estados Unidos.
Año: 2013.
Director: Paul Feig.
Guión: Katie Dippold.
Reparto: Sandra Bullock, Melissa McCarthy, Demian Bichir, Marlon Wayans, Spoken Reasons, Taran Killam, Michael McDonald, Michael Rapaport, Jane Curtin, Thomas F. Wilson, Kaitlin Olson, Joey McIntire, Nate Corddry.
Duración: 117 minutos.

A la agente especial del FBI Sarah Ashburn (Sandra Bullock) la envían de Nueva York a Boston para que se haga cargo de un caso, pillar a un traficante de droga. La envían sola porque ninguno de sus compañeros aguanta que, a pesar de ser tan buen agente, sea tan arrogante dejando a los demás en mal lugar.

Sandra Bullock en Cuerpos Especiales

En Boston no tendrá fácil coger las riendas del caso porque la detective Shannon Mullins (Melissa McCarthy) también anda detrás del traficante y no está dispuesta a que la quiten de la investigación. Así que Ashburn y Mullins acabarán trabajando juntas a la fuerza a pesar de ser como el agua y el aceite en lo que a hacer su trabajo se refiere. Ambas son muy buenas agentes pero Ashburn sigue el manual al dedillo mientras Mullins hace las cosas a su manera.

El caso se complicará cuando la DEA haga acto de presencia, el jefe de Ashburn, Hale (Demian Bichir) aparezca para ver qué pasa y uno de los hermanos de Mullins, Jason (Micael Rapaport) se vea involucrado en el asunto delas drogas.

Fotograma de Cuerpos Especiales

“Cuerpos Especiales” empieza de forma pausada, mostrándonos a los dos personajes principales que nos van a acompañar en la práctica totalidad de las escenas durante sus casi dos horas de metraje. En su primera hora se hace abuso de las repeticiones en los gags humorísticos que, no funcionan demasiado bien y que hacen pensar que su duración va a ser excesiva.

Pero a medida que la película se vuelve algo más dramática, dejando el humor algo torpe de lado, gana enteros, bastantes diría yo, presentándonos una historia policial en la que no hay acción (excepto una breve persecución y algún que otro disparo) pero que tampoco hace falta que la tenga porque lo que importa es esa relación de camaradería que se forma entre sus protagonistas y cómo consiguen entenderse y apoyarse ante su soledad en la vida. Porque ambas viven para su trabajo en el que han encontrado su lugar en el mundo, son buenas en él pero fuera del mismo son un par de solitarias con recursos para apartar al resto del mundo de su lado.

Melissa McCarthy y Sandra Bullock en Cuerpos Especiales

Así que una primera hora floja sumada a una segunda hora interesante y más entretenida, con el carisma de sus dos protagonistas principales que se mueven como peces en el agua en el género de la comedia y que se complementan bien, hacen que “Cuerpos Especiales” sea una “buddy movie” digna de ver aunque sea una vez porque ofrece más de lo que a priori parece.

Entretenimiento con mensaje positivo del que ya se rumorea que habrá segunda parte.