Yojimbo: El samurai bueno

Poster de Yojimbo

Título original: Yojimbo.
País: Japón.
Año: 1961.
Director: Akira Kurosawa.
Guión: Akira Kurosawa, Ryuzo Kikushima.
Reparto: Toshiro Mifune, Ejiro Tono, Tatsuya Nakadai, Daisuke Kato, Yoko Tsukasa, Isuzu Yamada, Hiroshi Tachikawa, Ikio Sawamura.
Duración: 110 minutos.

Un samurai cuyo nombre, Sanjuro Kuwabatake (Toshiro Mifune), conoceremos después, camina sin rumbo fijo hasta que llega a un pueblo que parece fantasma porque todo está cerrado a cal y canto.

Allí el samurai se entera, por boca del tabernero Gon (Eijiro Tono), de que el pueblo está dividido en dos bandos y decide tomar cartas en el asunto jugando con unos y con otros, que en un principio se dejan engatusar porque el samurai es el más fuerte y puede ayudarles a batir al contrario.

toshiro-mifune-eijiro-tono-yojimbo

El tabernero no ve nada claro el plan del forastero pero no duda en darle comida, bebidas y echarle una mano cuando la necesita porque sabe perfectamente que es la única esperanza que su pueblo tiene de ser libre ya que ni siquiera el encargado de la seguridad del lugar puede poner fin a los enfrentamientos porque su autoridad es nula.

“Yojimbo” es un filme de tres géneros: drama, acción y comedia. Pero por su localización, duelos y fotografía bien podría estar hablando de una película del oeste. Claro que el filme de Kurosawa es de samurais aunque uno de ellos, Unosuke (Tatsuda Nakadai), no dude en agarrar su revólver cada vez que puede.

Malotes de Yojimbo

El filme tal vez se haga un pelín largo aunque funcionan muy bien las elipsis que incluye. El guión está realmente bien y se agradecen esos toques de humor provenientes tanto de diálogos como de acciones que realizan los personajes, y en esas Inokichi (Daisuke Kato) es el rey. Sobresalen las interpretaciones del protagonista, Toshiro Mifune, tanto por lo que dice verbalmente como por su lenguaje corporal, pero también la de Eijiro Tono.

“Yojimbo” es una película fantásticamente rodada y muy bien pensada para mostrar cosas al espectador por el uso de los diferentes tipos de plano que hay en ella. La fotografía es, simplemente, espectacular.

Toshiro Mifune en Yojimbo

Me ha gustado el filme a pesar de que, como decía, me parece que se hace un poco largo, pero lo recomiendo sin duda alguna. Quien, además, espere encontrar una película violenta, que sepa que no lo hará, porque tampoco es que haya excesivas peleas y en ellas poco se ve aparte de algún miembro cortado katana en mano y un poco de sangre.

Lo dicho, “Yojimbo” está muy bien hecha y es recomendable.