The Town: Ladrones de bancos bostonianos

Poster de The Town

Título original: The Town.
País: Estados Unidos.
Año: 2010.
Director: Ben Affleck.
Guión: Ben Affleck, Peter Craig, Aaron Stockard.
Reparto: Ben Affleck, Rebecca Hall, Jeremy Renner, Jon Hamm, Titus Welliver, Blake Lively, Pete Postlethwaite, Owen Burke, Slaine, Dennis McLaughlin, Chris Cooper.
Duración: 140 minutos.

Doug MacRay (Ben Affleck) es el cerebro de un grupo de atracadores de bancos que actúa en Boston, la ciudad en la que más robos de ese tipo se dan. En uno de sus golpes, su compañero y mejor amigo James Coughlin (Jeremy Renner), se deja llevar por el matón que lleva dentro y toma a una rehén, la subdirectora de la sucursal Claire Keesey (Rebecca Hall) a quien no pasa nada pero quien denuncia lo ocurrido.

Fotograma de The Town

Doug se acerca a la chica con quien traba una relación que puede acabar en algo más. Lo único que quiere es una vida normal y salir de ese mundo en el que vive, pero ni sus compañeros de banda ni quien les tiene bien cogidos, el florista mafioso Fergie Colm (Pete Postlethwaite), se lo ponen fácil.

El FBI, con el agente Adam Frawley (Jon Hamm) y su compañero  Dino Ciampa (Titus Welliver) a la cabeza, acaba siguiendo la pista del grupo de Doug al que tienen en sus informes desde hace tiempo, mientras los chicos siguen con sus fechorías y Doug trata de que no le maten para poder huir.

“The Town: Ciudad de Ladrones”, adaptación de la novela “Prince of Thieves” (Príncipe de Ladrones) de Chuck Hogan, supuso el segundo trabajo como director de Ben Affleck que se reservó el papel del bueno de la película en el que cumple pero quizá no con el salero que debería. Jeremy Renner si le pone ímpetu a su personaje de tipo duro, lo que hizo que ganara una nominación al Oscar como Mejor Actor Secundario, tal vez excesiva aunque lo haga francamente bien.

Rebecca Hall y Ben Affleck en The Town

El filme está bien realizado y no tiene ningún momento de bajón en una historia que resulta bastante interesante, en especial en la intriga en dos direcciones con la que cuenta: por una parte en si el protagonista logrará su propósito y por otra si los federales atraparán a quienes buscan.

No se nos muestra un Boston lujoso, ni mucho menos, sino unas barriadas humildes para que seamos testigos muy por encima del estilo de vida de los atracadores protagonistas pero principalmente del esfuerzo del personaje principal para lograr su propósito sin resultar ser un traidor ni hacer daño a quien le importa.

Jon Hamm y Titus Welliver en The Town

Las escenas de acción entretienen aunque es inevitable comparar, en cierta medida, la historia con la que Kathryn Bigelow tan bien contó en “Le Llaman Bodhi” (Point Blank) principalmente por algunas escenas y elementos utilizados.

Está bien “The Town: Ciudad de Ladrones”, entretiene y se deja ver.