Bitelchús: Echar a los vivos no es fácil

Poster de Bitelchús

Título original: Beetlejuice.
País: Estados Unidos.
Año: 1988.
Director: Tim Burton.
Guión: Michael McDowell, Warren Skaaren.
Reparto: Geena Davis, Alec Baldwin, Catherine O’Hara, Jeffrey Jones, Winona Ryder, Michael Keaton, Glenn Shadix, Annie McEnroe, Sylvia Sidney, Robert Goulet, Dick Cavett, Susan Kellerman, Patrice Martínez, Adelle Lutz.
Duración: 92 minutos.

La vida de Adam (Alec Baldwin) y Barbara (Geena Davis) Maitland era muy tranquila en su bonita y gran casa en lo alto de una colina de un pueblecito de Connecticut. Lo único que les fastidiaba era que su vecina y dueña de la inmobiliaria del lugar, Jane Butterfield (Annie McEnroe), tratara de vender su casa a toda costa insistiendo en que era idónea para un matrimonio con hijos.

Fotograma de Bitelchús

Barbara y Adam salen de casa a hacer unas compras y cuando vuelven, mojados de pies a cabeza, no tienen idea alguna de cómo han vuelto a su hogar y es que no tardan en darse cuenta de que están muertos. Jane vende la casa a los Deetz, que se trasladan allí porque Charles (Jeffrey Jones) necesita descanso, pero su mujer Delia (Catherine O’Hara) no le deja queriendo cambiar toda la casa, con ayuda de su amigo Otho (Glenn Shadix) de arriba a abajo. Por suerte, la adolescente Lydia (Winona Ryder), hija de Charles, descubrirá a Adam y Barbara, siendo la única que puede verlos, y tratará de ayudarles para que su casa se quede como está.

Pero no lo tendrán fácil porque los Maitland no tienen fácil lo de asustar a los vivos por lo tanto tendrán que pedir una ayuda externa que ya les aconsejan desde la sala de espera del inframundo que no es aconsejable. Pero Barbara invoca a un tipo de nombre Betelgeuse llamándole tres veces desconocedora de que el mayor de sus problemas, no los Deetz, acaba de aparecer en su “vida”.

Alec Baldwin, Michael Keaton y Geena Davis en Bitelchús

El segundo largometraje de Tim Burton es, por derecho propio, una película icónica de la década de los ochenta. Los animatronics se han quedado obsoletos, de es no hay duda, pero como historia y por cómo se desarrolla, sigue siendo más que recomendable. Tal vez haberla podido disfrutar en pantalla grande y en versión original ha ayudado a que me haya dado cuenta de muchos detalles que se me habían pasado desapercibidos en visionados anteriores. El primero de ellos, el uso de las rayas negras y blancas, no solo en el traje de Betelgeuse, sino en otras vestimentas de los personajes o incluso en partes de la casa de los Maitland después de la reforma.

Hay una escena, además, en la que Betelgeuse sale con un tiovivo en la cabeza. El tiovivo está coronado por la cabeza del futuro Jack Skeleton de “Pesadilla Antes de Navidad” (Nightmare Before Christmas) y también se pueden ver salir de su cabeza lo que parecen las alas del personaje que Michael Keaton interpretaría después también dirigido por Tim Burton, “Batman”.

Glenn Shadix, Jeffrey Jones, Catherine OHara y Winona Ryder en Bitelchús

Fantástico el reparto, aunque Winona Ryder se limitó bastante a poner caras diversas, en el que, aunque parezca mentira, el personaje principal no es que el da título al filme, ya que Michael Keaton, al que dejaron improvisar mucho, solamente aparece durante poco más de diecisiete minutos en pantalla.

Tal vez ya no nos traguemos esos animatronics que se mueven a trompicones, pero “Bitelchús” sigue siendo una buena película se fantasía con algo de terror y mucha comedia, bien hecha como decía anteriormente, que resulta entretenida de principio a fin y que creó un universo de personajes vivos y muertos, así como de escenarios, muy interesante, dejando escenas para el recuerdo como la de la famosa cena, que he de compartir, al ritmo del “Day-o (The Banana Song)” de Harry Belafonte.

Muy recomendable.