Predestination: La paradoja que se muerde la cola

Poster de Predestination

Título original: Predestination.
País: Australia.
Año: 2014.
Director: Michael Spierig, Peter Spierig.
Guión: Michael Spierig, Peter Spierig.
Reparto: Ethan Hawke, Sarah Snook, Noah Taylor, Christopher Kirby, Christopher Sommers, Cate Wolfe, Kuni Hashimoto.
Duración: 97 minutos.

Un agente falla en su misión de atrapar a un terrorista. No es un agente cualquiera, es un agente temporal (Ethan Hawke) al que le encomiendan una última misión antes de poder retirarse. Pero él quiere atrapar a quien se le escapó antes de ello, así que viaja en el tiempo a 1970, cinco años antes de un gran atentado en Nueva York.

Ethan Hawke y Sarah Snook en Predestination

En un bar donde trabaja como camarero, le sirve un whisky a un escritor (Sarah Snook) que se juega con él una botella entera a que la historia que le va a contar es la más increíble que ha escuchado en su vida. Esa historia es la de una chica huérfana de nombre Jane que era la peculiar entre todas las chicas de su orfanato que un día tuvo que convertirse en hombre.

El agente temporal/camarero le pregunta que si mataría al hombre que le fastidió la existencia si lo tuviera delante y el escritor le contesta que sí. Pero con un único viaje en el tiempo, el escritor se dará cuenta de que las cosas no son tan fáciles como parecen, mientras que el agente temporal/camarero acabará por conocer la identidad del terrorista al que busca.

Sarah Snook en Predestination

Interesante planteamiento el de “Predestination”, una película sobre una paradoja temporal que se muerde la cola sobre la que no se puede desvelar mucho porque si no todo el interés del filme se va al traste.

Esta película de ciencia ficción se basa en el relato corto “All You Zombies” (Todos Vosotros Zombies) que Robert A. Heinlein escribió en 1958. El argumento realmente engancha poco a poco principalmente por la historia que el escritor le cuenta al camarero, que ocupa gran parte del metraje sin resultar para nada pesada. Y hay que alabar el buen trabajo el de los actores que llevan todo el peso del largometraje, Ethan Hawke y Sarah Snook, esta en un papel no demasiado fácil, que se convierte en una ironía en toda regla.

Ethan Hawke en Predestination

No diría que “Predestination” es una película previsible pero lo cierto es que no me costó demasiado unir los puntos para pensar qué es lo que realmente estaba pasando en la historia por detalles y frases que se ven y/o se dicen.

Recomendable historia de ciencia ficción bien realizada e hilvanada.