Queridos Monstruos, un documental sobre el cine fantástico y de terror español

Poster de Queridos Monstruos

Título original: Queridos Monstruos.
País: España.
Año: 2014.
Director: Javier Prada, Francisco Prada.
Guión: Javier Prada, Francisco Prada.
Duración: 77 minutos.

Hubo una época en la que se hicieron en España muchas películas de terror, pero por un escándalo financiero, los realizadores y los actores tuvieron que marchar fuera del país, surgiendo el llamado “Spanish Horror”. El máximo exponente del mismo seguramente fue Jesús Franco, cuyo nombre artístico acabó siendo Jess Franco.

Directores del género de aquella época, como el propio Jess Franco o José Ramón Larraz, así como actores que triunfaron gracias a él como, por ejemplo, Lina Romay o Jack Taylor, hablan del mismo así como otros realizadores más modernos como Nacho Vigalondo o Paco Plaza.

Jesús Franco en Queridos Monstruos

Los citados nombres son solamente una pequeña muestra de quienes dan testimonio en “Queridos Monstruos”, documental centrado en el cine fantástico y de terror en el que quienes ponen su voz hablan sobre lo que vivieron en la época en la que trabajaban, de lo que supuso este tipo de cine o de los problemas actuales para realizar cualquier tipo de largometraje o cortometraje, incluso.

Por supuesto, se intercalan imágenes de filmes,  sobre todo de los años setenta, y se lanzan diferentes puntos de vista sobre los diversos temas tratados a lo largo del metraje. “Queridos Monstruos”, por lo tanto, no se centra en el género fantástico o de terror hecho en España, sino que también ahonda en el problema del cine español sobre el que, por ejemplo, un productor defiende que el público debe defenderlo y apoyarlo así como que el marketing haga mejor las cosas, mientras que un actor y un director creen que el problema no es del público sino de los responsables de hacer películas.

José Lifante en Queridos Monstruos

También se hacen comentarios sobre los efectos especiales que hoy inundan casi todos los largometrajes del género que nos ocupa y se analiza el éxito de “REC”, entre otros aspectos. En definitiva, “Queridos Monstruos” resulta un documental entretenido por las reflexiones tan interesantes que se pueden escuchar a lo largo de su casi hora y veinte de metraje, muchas en clave de humor, sobre todo de la mano de Jess Franco y de José Ramón Larraz. Ah, y no falta un pequeño homenaje a la figura de Paul Naschy y una frase en recuerdo a todos aquellos que aparecen en pantalla y que no pudieron visualizar el documental.