Marta Velasco, productora de Asesinos Inocentes: La película es para el público

Presentación de Asesinos Iniocentes en el FANT 2015

Gonzalo Bendala, director de “Asesinos Inocentes” junto a los actores Luis Fernández, Aura Garrido, Maxi Iglesias y Alvar Gordejuela. Foto: FANT

Gonzalo Bendala, director de “Asesinos Inocentes”Marta Velasco, productora de la misma, y los actores Maxi Iglesias, Aura Garrido, Alvar Gordejuela y Luis Fernández presentaron el filme a los medios, película que puso el punto y final a la vigésimo primera edición del Festival de Cine Fantástico de Bilbao. El FANT fue el tercer lugar en el que se proyectó el primer largometraje de Gonzalo Bendala tras su paso por los festivales de cine de Miami y Málaga y que no llegará a los cines hasta principios del mes de julio.

La historia, según narró Gonzalo Bendala, se inspira en un suceso real ocurrido en Estados Unidos durante la Ley Seca: “el asesinato más chapucero del mundo porque se trató de matar a un hombre más de treinta veces”. Bendala hizo un cortometraje sobre la misma historia que acabó convirtiéndose en “el germen de la película”.

“Asesinos Inocentes” se rodó en Sevilla pero, preguntado ante lo poco que se ve la ciudad, el realizador explicó que a la película le quiso dar una estética gris y lluviosa “y Sevilla no es así. No es una historia local, podría pasar en cualquier parte del mundo, así que le quise dar una apariencia de cualquier ciudad europea”.

La mezcla de géneros fue un reto para Bendala. “Es una película de suspense pero las situaciones que tienen los personajes son inverosímiles” dijo, añadiendo que hubo personas que leyeron el guión y que le dijeron que hiciera una comedia gamberra, algo de lo que no se veía capaz ya que “quería nivelar la historia”.

Momento de la rueda de prensa de presentación de Asesinos Inocentes

Momento de la rueda de prensa de presentación de “Asesinos Inocentes”

Marta Velasco, la productora de la película, contó que fue muy difícil producirla y que se tardó cinco años en financiar por una serie de inconvenientes. “La dirección novel y la mezcla de géneros de la película”, enumeró, no convencían pero gracias a la financiación privada, al Ministerio de Cultura o a Canal Sur, el proyecto, afortunadamente, salió adelante. “Es una película para el público para que la gente se entretenga y es muy digna”, añadió la productora felicitando a los actores y al equipo por su trabajo.

En lo que a los actores presentes de trata, todos estuvieron de acuerdo en alabar el guión y admitir que se engancharon a él inmediatamente. Maxi Iglesias, por ejemplo, contó que cuando lo leyó “estaba en un mal momento y me lo leí sin ganas pero lo acabé del tirón porque me gustó mucho la historia”. El bilbaíno Alvar Gordejuela, encantado de estar en casa presentando el filme, narró que se tumbó tranquilamente en la cama para leer el guión y que la lectura le atrapó tanto porque tenía de todo que al acabar “estaba hecho una bola en la cama”.

Luis Fernández, por su parte, dijo que tras leer el guión al hacer la entrevista con Gonzalo Bendala tuvo “feeling con él” y que su personaje le gustó mucho, mientras que Aura Garrido afirmó gustarle mucho el trasfondo de la película.

Todos los intérpretes alabaron el trabajo de sus compañeros y dijeron que poder trabajar los unos con los otros también fue un factor importante para hacer la película. Migue Ángel Solá, coprotagonista del filme, fue el gran ausente pero sus compañeros hablaron maravillas de él. Sobre trabajar con él, Alvar Gordejuela dijo que era un regalo. “Es el Ian McKellen latino y es una delicia ver cómo una melodía (por sus frases) suena igual de bien en cada toma”.