Lorax: En Busca de la Trúfula Perdida, mensaje ecologista y poco más

Poster de Lorax

Título original: The Lorax.
País: Alemania, Estados Unidos, Francia.
Año: 2012.
Director: Chris Renaud, Kyle Balda.
Guión: Cinco Paul, Ken Daurio.
Reparto: Ed Helms, Danny DeVito, Zac Efron, Betty White, Taylor Swift, Rob Riggle, Jenny Slate, Nasim Pedrad, Stephen Tobolowsky, Chris Renaud.
Duración: 86 minutos.

A Ted le gusta Audrey y para conquistarla tratará de lograr el mayor deseo de la chica, conseguirle un árbol porque donde viven, hace muchos años que desaparecieron los de verdad. La abuela de Ted le dice que tiene que encontrar a El Una Vez y el chico sale a escondidas de la vigilada ciudad por el señor O’Hare, que se ha lucrado con la falta de árboles.

El Una Vez y Lorax en orax: En Busca de la Trúfula Perdida

En varias etapas le acabará contando El Una vez su historia a Ted y cómo Lorax, el guardián de los árboles le advirtió de lo que pasaría si talaba uno más para hacer con las trúfulas, digamos que las hojas de los árboles, una prenda de ropa multiusos. El Una Vez confía su historia a Ted para que logre plantar un árbol y restaurar el valle que él destrozó y del que los animales y Lorax huyeron.

Pero el señor O’Hare no está dispuesto a dejar que Ted lleve su plan a cabo ni a que las alienadas personas de la ciudad cambien de idea.

“Lorax: En Busca de la Trúfula Perdida” está basada en el libro “The Lorax” de Theodor Seuss Geisel, más conocido como Dr. Seuss escritor y caricaturista estadounidense que se especializó en realizar libros infantiles con mensaje. El filme lo tiene, un mensaje ecologista desde que El Una Vez tala el primer árbol hasta el final del metraje pero poco más se puede sacar de esta película que se queda a medio camino de algo, en mi opinión.

Fotograma de Lorax: En Busca de la Trúfula Perdida

Creo que los personajes de Lorax y de El Una Vez son lo mejor, así como los animales del bosque, que hablan el mismo idioma de los Minion por cierto, y que ahí había una verdadera historia que contar, porque lo que sucede con los personajes de la ciudad está más que trillado.

Me quedo con el mensaje final del Dr. Seuss, por lo demás prescindible:

“A no ser que a alguien como tú le importe como lo que más, nada irá a mejor, jamás”.