Jungla de Cristal: Un edificio, unos asaltantes, rehenes y Bruce Willis para salvar el día

Poster de Jungla de Cristal

Título original: Die Hard.
País: Estados Unidos.
Año: 1988.
Director: John McTiernan.
Guión: Jeb Stuart, Steven E. de Souza.
Reparto: Bruce Willis, Alan Rickman, Reginald VelJohnson, Paul Gleason, Bonnie Bedelia, De’voreaux White, William Atherton, Hart Bochner, James Shigeta, Alexander Godunov, Bruno Doyon, Andreas Wisniewski, Clarence Gilyard Jr..
Duración: 131 minutos.

El policía del departament de Nueva York John McClane (Bruce Willis) regresa a Los Ángeles, donde vive su familia, por Navidad. Su primera parada es Century City, donde trabaja su mujer Holly (Bonnie Bedelia), empleada en el edificio Nakatomi de reciente construcción, tan reciente que hasta el piso 30, las oficinas están acabadas, pero más arriba aún no.

Alan Rickman en Jungla de Cristal

Holly está en plena celebración de la fiesta de su empresa, dirigida por el señor Takagi (James Shigata) cuando John aparece. Su relación no es demasiado buena y ella ha vuelto a su apellido de soltera. Prácticamente, no tienen ni tiempo de tener la conversación pendiente que les quedó tiempo atrás porque un grupo de hombres armados liderados por un tipo llamado Hans Gruber (Alan Rickman) aparece y toma a todos los presentes como rehenes. A todos menos a John, que logra salir del baño en el que estaba sin ser visto y sin tiempo, siquiera, de coger sus zapatos.

Los asaltantes quieren un código que creen que Takagi tiene pero no dudan en acabar con él cuando su respuesta es negativa, confiando que el informático del grupo, Theo (Clarence Gilyard Jr.), consiga con abrir las siete cerraduras que necesitan. Aunque aparecerá la policía después de que John logre llamar la atención del agente Al Powell (Reginald VelJohnson), el hombre estará solo en ese edificio tratando de acabar con el grupo de hombres armados hasta los dientes.

Bruce Willis en Jungla de Cristal

Basada en la novela “Nothing Lasts Forever” (Nada Dura Para Siempre) de Roderick Thorp, “Jungla de Cristal” es, indudablemente, uno de los clásicos del cine de acción de los años 80. Tal vez se haya quedado algo obsoleta por el avance de la tecnología, pero para evitar pensarlo, ahí que dejarse llevar por la historia.

Se deja ver, tampoco es una gran película y de hecho tiene altibajos en la historia, pero la verdad es que el personaje de John McClane, por cómo está interpretado por Bruce Willis también, es tan carismático que solo por ver cómo se las arregla merece verse el largometraje. Como malo de la función Alan Rickman cumple, ahora no cuela por alemán, nacionalidad mayoritaria de los asaltantes, mal llamados terroristas. Aunque en eso reside la única sorpresa de la película, en los planes de estos que hasta bien pasados los minutos no se tiene ni la menor idea de para qué están realmente ahí.

Y, aunque apenas salgan juntos en pantalla, la dinámica de buddy movie (película de colegas) que hay entre los personajes de Willis y Reginald VelJohnson es muy buena. Y qué decir de Paul Gleason, especialista en personajes que daban por saco siempre, de los que no tenían que caer bien pero que calaban. Aquí también tuvo uno de esos.

Reginald VelJohnson y Paul Gleason en Jungla de Cristal

Admito que hasta hace dos noches nunca había visto “Jungla de Cristal”. Ya puedo tacharla de la lista imaginaria de películas pendientes. Recomendable pero vaya, que no es ninguna maravilla tampoco. Eso sí, casi toda la trama está bastante bien pensada y planteada.