Un Domingo Cualquiera: Los entresijos del fútbol americano

Poster de Un Domingo Cualquiera

Título original: Any Given Sunday.
País: Estados Unidos.
Año: 1999.
Director: Oliver Stone.
Guión: John Logan, Oliver Stone.
Reparto: Al Pacino, Jamie Foxx, Cameron Diaz, Dennis Quaid, LL Cool J, Jim Brown, Matthew Modine, James Woods, Lawrence Taylor, Aaron Eckhart, Ann-Margret, Lauren Holly, Bill Bellamy, Elizabeth Berkley, Oliver Stone, Charlton Heston.
Duración: 152 minutos.

A los Sharks de Miami no les está yendo muy bien al final de la liga de fútbol americano y las críticas se centran en lo convencional del juego que planea el veterano entrenador Tony D’Amato (Al Pacino). Para colmo su quarterback estrella, Jack Rooney (Dennis Quaid), se lesiona gravemente y el segundo también acaba tocado por lo que el tercer jugador para ese puesto, un joven de nombre Willie Beamen (Jamie Foxx) tiene que dejar de chupar banquillo para liderar el equipo.

Fotograma de Un Domingo Cualquiera

Pero Beamen ni siquiera se sabe las jugadas y cuando empieza a triunfar se le sube la fama a la cabeza para desesperación de su entrenador, de sus compañeros con los que tiene roces y de la presidenta del equipo Christina Pagniacci (Cameron Diaz), que en vista de la temporada, a pesar de que el equipo se clasifica para jugar los play-off, piensa que lo mejor es realizar cambios aunque eso tenga que significar que D’Amato pierda a varios de sus jugadores estrella o que le cueste a él mismo su puesto.

“Un Domingo Cualquiera” es un filme deportivo que nos mete de lleno en el mundo del fútbol americano, football para ellos, llevándonos por sus entresijos ya sea en las altas esferas, es decir, donde se toman las decisiones, o a quienes se dejan la piel en el campo y fuera de él porque “un domingo cualquiera se puede ganar o perder”.

Los partidos se hacen trepidantes (la primera vez que la vi, cuando salió en alquiler en VHS en el año 2000 reconozco que los pasé, no ha sido así ahora) por cómo están rodados y es que el señor Stone nos mete en el campo de lleno muchas veces, pero también nos deja que veamos lo que pasa fuera de él, ya sea en la banda donde los entrenadores dan indicaciones y los suplentes esperan, en las cabinas de prensa donde los comentaristas narran lo que acontece y opinan sobre ello, y también en el palco.

Cameron Diaz y Al Pacino en Un Domingo Cualquiera

Pero Stone también nos lleva a los vestuarios, antes o después de los partidos, a casa de miembros del equipo, a fiestas o a la enfermería. Y no se esconde que los jugadores, a pesar de ser padres de familia, se líen con prostitutas o consuman drogas o que los médicos se salten el juramento hipocrático por el bien del equipo si un jugador puede acabar jugando aunque no deba.

Me parece una película crítica que hace un buen recorrido por el mundo de este deporte así como también por la fama, la gloria y el poder de quienes mandan y que ven el deporte como un simple negocio. Hasta nos habla de soledad, de quien ha dado su vida por el deporte que ama y por lo que mejor sabe hacer y se queda sin nada. Entretenida, bien hecha y con interpretaciones interesantes.