ZINEBI 2015: Concurso Internacional 4

Irregular me pareció la cuarta sesión a concurso, de los siete cortometrajes me gustaron solamente estos que siguen:

Cortometraje Digpa Ning Alti, ZINEBI 2015

Digpa Ning Alti (The Prologue To Our Dog-Eat-Dog)
Filipinas, 15′.

Una pena que apenas fueran quince minutos lo que duró “Digpa Ning Alti” porque lo cierto es que el cortometraje está muy bien hecho. Al parecer es el prólogo de un largometraje y sabe a poco esta historia en la que un perro se lleva el pájaro cazado por un hombre que vuelve al campo a por otro para alimentar a su familia.

Tristemente la bala no da solo al animal, ya que un niño fallece en el acto. El hermano mayor de este avisa a su padre que no duda en ir a por el cazador, pero el arma de fuego es más poderosa que un machete y el cazador se defiende. El hombre se refugia totalmente destrozado en casa donde, a pesar de que no se vea, deducimos que le ha contado lo ocurrido a su mujer, que llora sin cesar, mientras pone la comida a sus hijas pequeñas.

Uno de los cortometrajes que más me ha gustado, sin duda, de los que he visto este año en ZINEBI.

Cortometraje Edmond, ZINEBI 2015

Edmond
Reino Unido, 9′.

Un hombre arrastra una piedra enorme que tiene atada al cuerpo con una cuerda. Se sienta en un muelle y mira en el agua del lago su reflejo y el de que lo llevará hasta el fondo. Así recuerda pasajes de su vida al revés, desde un momento cercano hasta que su madre le dio a luz. Ya en el interior de su progenitora, las tendencias caníbales del hombre quedan bastante explicadas.

“Edmond” es un cortometraje animado cuya animación está bien conseguida, no siendo algo hecho con dibujos, sino con otros materiales.

Cortometraje Gulliver, ZINEBI 2015

Gulliver
Argentina, 26′.

Los hijos adolescentes de un matrimonio en el que a la madre la vemos, pero del padre solo los pies lo que demuestra que entre ellos las cosas están tibias, van a una fiesta. Allí un chico se arrima a ambos y acaban los tres en un paraje donde hay una escultura enorme como del Gulliver de Liliput. El hermano le dice a la hermana que ese chico es su nuevo hermano, ella se pregunta que qué dirá su madre y él que le aceptará como a un hijo más.

“Gulliver” empieza como una historia familiar normal y corriente pero poco a poco la narración se vuelve algo extraña por lo que sucede y lo que hacen los personajes. Está bien hecho y deja con ganas de saber que es lo que está pasando.

Imágenes: ZINEBI