ZINEBI 2015: Concurso Internacional 5

Mi última sesión del Concurso Internacional de ZINEBI 2015 es la que más me gustó en su conjunto. La formaron siete cortometrajes y mis favoritos fueron:

Cortometraje Dona i Ocell, ZINEBI 2015

Dona I Ocell
España, 21′.

Una chica joven trabaja en un taller. Su vida, se deduce pronto, es bastante monótona. No sabemos con quién vive pero no parece que sea con su familia sino compartiendo piso. Al menos parece que tiene un amigo, quien le presta sus prismáticos para que ella pueda observar las aves o los aviones, afición que ambos parecen compartir. Con los prismáticos descubre que su jefa la engaña con el sueldo y la chica tratará de coger lo que es suyo, para ser tan libre como el pájaro al que cuida.

De este cortometraje se podría hacer, perfectamente, una película. Me quedé con ganas de saber más de la protagonista y el ambiente en el que vivía.

Cortometraje Maria do Mar, ZINEBI 2015

Maria do Mar
Portugal, 33′.

Qué genial “Maria do Mar”, un corto sobre el fin de semana que pasan juntos unos amigos. Un adolescente, hermano de un chico del grupo de amigos, se queda prendado de la misteriosa Maria do Mar, una joven bastante callada que no se relaciona mucho con el resto excepto con su amiga que la ha invitado. El adolescente, al que todos preguntan si tiene novia , descubre en poco tiempo su fascinación por la chica, pero no le dice nada. Se nota que es sunprimer amor.

Muy entretenido.

Cortometraje Algo que Decir, ZINEBI 2015

Algo que Decir
España, 17′.

Ojalá los responsables de este cortometraje hicieran una película sobre el mismo porque el material es bueno. Trata sobre el último concierto de un grupo de rock español en un local al que acuden amigos, familiares y seguidores. Del no querer despedirse porque las cosas cambiarán para siempre porque los músicos están en esa etapa de la vida en la que deben sentar la cabeza.

Cortometraje Pandora, ZINEBI 2015

Pandora
Corea del Sur, 11′.

El director de “Pandora” contó antes de la proyección que con este trabajo quería transmitir la falta de comunicación que hay en los ascensores en su país, Corea del Sur. Lo logra, metiendo la cámara en el elevador de un bloque de viviendas donde las diferentes personas que comparten espacio en él, no hablan.

Imágenes: ZINEBI