The Overbrook Brothers: Hermanos buscando su identidad

Poster de The Overbrook Brothers

Título original: The Overbrook Brothers.
País: Estados Unidos.
Año: 2009.
Director: John E. Bryant.
Guión: John E. Bryant, Jason Foxworth.
Reparto: Nathan Harlan, Mark Reeb, Laurel Whitsett, John Jones, Steve Zissis, Kerbey Smith.
Duración: 92 minutos.

Jason (Nathan Harlan) y su novia Shelly (Laurel Whitsett) van a pasar la Navidad a la casa familiar de él. No está nada convencido pero Shelly, tras tres años de noviazgo cree que ya es hora de conocer a la familia del chico. Después de la entrega de regalos, no pueden tener una comida tranquila ya que Todd (Mark Reeb), el hermano mayor busca el enfrentamiento con Jason constantemente.

Fotograma de The Overbook Brothers

Es entonces cuando Todd suelta su bomba verbal diciendo que Jason es adoptado, su padre lo niega y trata de llevar la conversación por otro camino pero Jason se asegura de que lo que Todd dice no es mentira dscubriendo así que ambos son adoptados, siendo George (Steve Zissis) el único hijo biológico que tuvieron sus progenitores. Eso hace que ambos vean con claridad por qué ninguno fue el hijo favorito nunca y George, que además tiene un retraso mental, siempre se llevó todas las atenciones.

Jason y Shelly se marchan pero Todd les persigue por la carretera así que los tres acaban haciendo un inesperado viaje en coche para recolectar información sobre los padres verdaderos de cada uno. El viaje hará que Jason y Todd encuentren su identidad real pero también que su relación personal de un paso hacia delante logrando hacer algo juntos, tal vez por primera vez en su existencia.

Nathan Harlan y Mark Reeb en The Overbrook Brothers

“The Overbrook Brothers” es un drama en cuya trama hay momentos cómicos, muy negros en unas cuantas ocasiones que provocan la carcajada. Estamos ante una road movie independiente de argumento sencillo muy bien llevada a cabo, que no se anda por las ramas y cuenta lo que quiere contar en poco más de hora y media.

Es entretenida y su principal atractivo es ver cómo los dos personajes principales llevan su relación aunque, sobre todo al principio, hay veces que a Todd dan ganas de eliminarlo de la historia por cansino. No está mal, ya digo.