Suite Francesa: Amor en tiempos de guerra

Poster de Suite Francesa

Título original: Suite Française.
País: Reino Unido, Francia, Canadá, Bélgica.
Año: 2014.
Director: Saul Dibb.
Guión: Saul Dibb, Matt Charman.
Reparto: Michelle Williams, Kristin Scott Thomas, Matthias Schoenaerts, Ruth Wilson, Sam Riley, Lambert Wilson, Harriet Walter, Tom Schilling, Margot Robbie.
Duración: 107 minutos.

Lucile (Michelle Williams) vive con su suegra, la señora Angellier (Kristin Scott Thomas) en la mejor casa de un pequeño pueblo francés donde la señora es terrateniente. Lucile, por lo tanto, ayuda a su suegra a recaudar el dinero de los arrendamientos de las granjas de su propiedad, mientras espera que su marido vuelva de la guerra.

Kristin Scott Thomas en Suite Francesa

Es 1940 y la vida en el lugar cambia de la noche a la mañana cuando los nazis invaden el país llegando al pueblo e instalándose con los vecinos en casas seleccionadas por ellos. Dicen estar allí para proteger a los franceses pero los habitantes no lo creen solamente los vizcondes de Montmort, quienes no están molestos con la presencia alemana, sino a quienes les preocupa más lo que hagan o dejen de hacer sus vecinos.

En casa de la señora Angellier se instala el teniente Bruno von Falk (Matthias Schoenaerts),  quien no tarda en encandilar a Lucile con su atractivo y la pieza musical que toca día sí y día también con el piano de la chica. Los nazis hacen de las suyas mientras que algunos se resisten a someterse a ellos, y en casa de la señora Angellier dos enamorados inician una relación secreta.

M atthias Schoenaerts y Michelle Williams en Suite Francesa

Basada en un manuscrito inacabado del mismo nombre de Irène Némirovsky, una mujer judía que escribió la obra y se la dejó a sus hijas para que la guardaran antes de que los alemanes se la llevaran a Auschwitz, “Suite Francesa” es un filme romántico ambientado en los tiempos de la Segunda Guerra Mundial. La descripción que hace de la llegada de los nazis y de cómo actuaban parece muy realista, al igual que el comportamiento de los habitantes del pueblo y de cómo se llegaban a poner los unos contra los otros  delatándose para ganarse los favores de los invasores.

La parte bélica, que no es muy extensa, resulta ser lo mejor del largometraje ya que la parte romántica llega a ser algo aburrida. El reparto cumple en sus papeles y algunos personajes llegan a sorprender. Eso sí, el guión está hecho para que el teniente alemán nos caiga bien y el resto de sus compañeros no nos provoque simpatía.

Fotograma de Suite Francesa

Se deja ver, está bien hecha y bien interpretada, pero se hace pesada en algunos momentos del metraje.