Cita en San Luis: Una delicia musical-familiar

Poster de Cita en San Luis

Título original: Meet Me in St. Louis.
País: Estados Unidos.
Año: 1944.
Director: Vincente Minnelli.
Guión: Irving Brecher, Fred F. Finklehoffe.
Reparto: Judy Garland, Lucille Bremer, Margaret O’Brien, Mary Astor, Leon Ames, Harry Davenport, Henry H. Daniels Jr., Joan Carroll, Marjorie Main, Tom Drake, Hugh Marlowe, June Lockhart.
Duración: 113 minutos.

Verano de 1903 en St. Louis, Missouri. La familia Smith está cada uno a sus cosas, las dos hijas mayores del matrimonio formado por Alonzo (Leon Ames) y Anna (Mary Astor), principalmente echan el ojo a los chicos. El que le gusta a la mayor, Rose (Lucille Bremer) está lejos, pero Esther (Judy Garland) tiene el que le gusta muy cerca, ya que no es otro que su vecino desde hace poco tiempo, John Truett (Tom Drake). Una fiesta en casa de los Smith organizada por las dos jóvenes hace que Esther deje claras sus intenciones.

Fotograma de Cita en San Luis

Las dos hijas pequeñas, Agnes (Joan Carroll) y la muy espabilada Tootie (Margaret O’Brien) se dedican a jugar y corretear por ahí, mientras Anna con ayuda de su sirvienta Katie (Marjorie Main) tiene todo preparado en casa, su marido trabaja en un bufete de abogados y el abuelo (Harry Davenport) sirve de apoyo para todas las chicas Smith.

Así llega Halloween y Alonzo dice a su familia que le han ofrecido un puesto de mucha importancia en Nueva York y que deberán mudarse allí tras las fiestas, lo que hace que la alegría de la familia decaiga, sobre todo porque todos querían disfrutar de la Feria Mundial que se celebra en su ciudad al año siguiente. Mudarse significaría perderse, casi con toda seguridad, la feria pero también dejar atrás a sus amigos.

Margaret O'Brien y Judy Garland en Cita en San Luis

Basada en una serie de relatos cortos publicados en la revista The New Yorker por Sally Benson, “Cita en San Luis” es un drama musical-familiar realmente bueno de principio a fin. Durante un año, cuatro estaciones, seguimos la vida de esta familia de clase media y somos testigos de cómo viven, de sus costumbres, de la importancia que la familia tiene para todos ellos y de lo que les gusta cantar a todos. Ojo, que no cantan todo el rato, solamente hay unos cuatro o cinco números y todos están muy bien insertados en la narración sin que en ningún momento la rompan, y llevados a cabo con mucha maestría, especialmente el del tranvía.

El reparto está estupendo en sus respectivos papeles y el largometraje está fantásticamente realizado contando con un excelente guión y una no menos buena fotografía. La ambientación está muy bie lograda, además. Lo cierto es que en parte me recuerda a “Mujercitas” (Little Women) pero sin el drama que hay en la historia de Louisa May Alcott. El final sí que es algo apresurado pero tal vez no se necesitaba explicar nada más ya que con lo previamente visto, nos podemos hacer una idea de lo que podría seguir después.

Mary Astor y Leon Ames en Cita en San Luis

Hay algo de drama, pero poco, momentos cómicos, romance, amor… En definitiva buenos sentimientos e intenciones durante las casi dos horas que dura. Me ha encantado “Cita en San Luis”, me parece un filme muy bueno. Más que recomendable.