Sufragistas: Acciones por el voto femenino en la Inglaterra de 1912

Poster de Sufragistas

Título original: Suffragette.
País: Reino Unido.
Año: 2015.
Director: Sarah Gavron.
Guión: Abi Morgan.
Reparto: Carey Mulligan, Anne-Marie Duff, Helena Bonham Carter, Ben Wishaw, Brendan Gleeson, Romola Garai, Finbar Lynch, Adam Michael Dodd, Natalie Press, Meryl Streep.
Duración: 105 minutos.

Londres, 1912. Maud Watts (Carey Mulligan) trabaja en una lavandería donde las mujeres pasan más tiempo que los hombres y tienen un trabajo más peligroso, pero ganan tres veces menos. Allí conoce a Violet Miller (Anne-Marie Duff), asidua a las reuniones de las sufragistas que da en su local la farmacéutica Edith Ellyn (Helena Bonham Carter) donde siguen las directrices de Emmeline Pakhurst (Meryl Streep), quien está huida ya que la justicia la busca y es la responsable del movimiento.

Carey Mulligan en Sufragistas

Aunque Maude esté a favor de que las mujeres logren el voto femenino y que la sociedad masculina sea más justa con ellas, insiste en decir que no es una sufragista. Las tornas cambiarán cuando su marido Sonny (Ben Wishaw), con quien vive junto a George (Adam Michael Dodd) el hijo de ambos, tome una decisión drástica después de que, a sus ojos, Maud le ponga en evidencia.

Desde ese momento, la chica luchará junto a Edith, Violet y otras valientes mujeres para lograr su propósito, con acciones ya que con palabras no conseguían nada.

Se queda corta “Sufragistas” centrándose únicamente en una ínfima parte de lo que sucedió en la lucha para que las mujeres británicas pudieran votar igual que los hombres y tener otros derechos que ellos poseían solamente por ser del sexo masculino.

Fotograma de Sufragistas

Está bien escrita y muy bien ambientada, llevándonos de lleno al meollo de la trama y dándonos pinceladas de la falta de derecho y de las condiciones tanto familiares como laborales de las féminas en la época, pero le falta contenido, bastante diría yo. Lo que sucede en la película no pasa en mucho tiempo, finales de 1912 y mediados de 1913, y la muestra que se nos da es buena para hacernos una idea de la sociedad de la época, pero lo del movimiento sabe a muy poco.

Al final de la película hay una serie de explicaciones en forma de texto sobre cuándo pudieron votar las mujeres en Inglaterra así como en otros países del mundo. Pero “Sufragistas” sabe a muy poco, tan a poco como lo que aparece Meryl Streep en ella.