Ricki and The Flash: Drama y buena música

Poster de Ricki and The Flash

Título original: Ricki and The Flash.
País: Estados Unidos.
Año: 2015.
Director: Jonathan Demme.
Guión: Diablo Cody.
Reparto: Meryl Streep, Rick Springfield, Mamie Gummer, Kevin Kline, Ben Platt, Sebastian Stan, Nick Westrate, Audra McDonald, Hailey Gates, Rick Rosas, Joe Vitale, Bernie Worrell.
Duración: 100 minutos.

Linda Brummell alias Ricki Rendazzo (Meryl Streep), dejó a su marido Pete (Kevin Kline) y a sus hijos Julie (Mamie Gummer), Josh (Sebastian Stan) y Adam (Nick Westrate), para perseguir su sueño, ser toda una rockera. Así, grabó un disco y fue lo más lejos que llegó, porque Ricki trabaja en un supermercado y su sueño se limita a su actitud y su segundo empleo, ser la líder de Ricki and The Flash, el grupo con el que actúa en un bar de Tarzana, California.

Meryl Streep en Ricki and The Flash

Pero una llamada de Pete acerca de su hija Julie, hace que Ricki vuelva a Indiana, y es que a la joven le ha dejado su marido y ni come, ni duerme, ni sale de casa. Eso cambia cuando aparece Ricki, a pesar del resentimiento que le guarda Julie porque para ella ha sido más madre Maureen (Audra McDonald), la segunda esposa de su padre, que la propia Ricki. Pero claro, esta no deja de ser su primera progenitora a pesar de no haber estado allí para ella.

Julie y Ricki reconectan, lo hacen incluso Pete y Ricki, aunque con Adam y Josh lo tiene más difícil, especialmente con el primero. Ricki vuelve a casa, a California, a seguir con su grupo y su relación con Greg (Rick Springfield). el guitarrista de The Flash, aunque una nueva oportunidad de volver a sentirse parte de la familia surge otra vez.

“Ricki and The Flash” es un drama sobre una mujer que dejó lo que tenía atrás para lograr algo que nunca alcanzó pero que vive, en parte, como si lo hubiera hecho. Y aunque parezca que renunció a lo que dio vida, sus hijos, abre los ojos, o más bien se los abren, sobre el hecho de poder tener esa segunda oportunidad.

Rick Springfield, Meryl Streep y mamie Gummer en Ricki and The Flash

¿Qué se puede decir de Meryl Streep? La más grande, posiblemente, de todas las actrices que copan desde hace años los largometrajes, que para meterse en la piel de Ricki Rendazzo fue a un campamento para aprender a tocar la guitarra porque el rockero nace y también se hace, pero la actitud hay que tenerla y no se finge tan fácilmente, claro.

Hace muy buen trabajo y es el alma de esta historia escrita por la oscarizada Diablo Cody que, sin ser una gran película ni innovar en lo que narra, resulta entretenida y está regada con buena música interpretada en parte por los componentes de los ficticios Ricki and The Flash. Mi interpretación favorita, esta de “Drift Away”