Larraitz Zuazo: “No se cita el papel de estas mujeres en la historia de Euskalduna”

Presentación de Nosotras Mujeres de Euskalduna

Araitz Rodríguez y Larraitz Zuazo junto a varias de las protagonistas del documental. Imagen: ZINEBI

Larraitz Zuazo y Araitz Rodríguez presentaron tras el pase de prensa, proyección que finalizo ante los aplausos del público asistente, donde estaban parte de las protagonistas, el documental “Nosotras, Mujeres de Euskalduna”, un trabajo que las unió tras haber iniciado años antes un proyecto sobre el tema, cada una por separado. Zuazo explicó que el punto de partida fue una simple frase referente al encierro de doscientas mujeres ven las oficinas del astillero Euskalduna de Bilbao a mediados de los años 80. La realizadora preguntó a su familia por lo sucedido y decidió que su trabajo tendría que tratar la pérdida de memoria, no solo porque “no se cita el papel de estas mujeres en la historia de Euskalduna, sino porque ellas mismas tampoco se acordaban bien de lo que hicieron”.

Sobre el rodaje, que calificó de “experiencia muy bonita”, Zuazo contó que fue muy intenso ya que durante los días que estuvieron grabando las propias mujeres que cuentan su experiencia “vieron lo que realmente habían hecho, haciendo frente a sus sofocos, vergüenzas y demás”.

Para la coguionista de “Nosotras, Mujeres de Euskalduna”, Araitz Rodríguez, el documental es “una gran oportunidad para cerrar una ventana que abrí hace 33 años”. Sus padres, su madre es una de las siete mujeres que narran su experiencia, vivieron el conflicto en sus propias carnes y pelearon por su futuro y el de su hija por lo que Rodríguez afirma que el conflicto de Euskalduna es parte de su identidad. “La investigación la inicié hace ocho años y lo dejé porque no sabía por dónde tirar. Allí apareció Larraitz”, explicó. No todo lo grabado sale en pantalla, Araitz afirma haber escuchado “historias duras” con las que empatizó, y con “Nosotras, Mujeres de Euskalduna” espera que las protagonistas puedan cerrar también sus heridas.

Rodríguez remarcó que fue muy difícil encontrar a las mujeres. “En el documental decimos que se las ha tragado la historia y es cierto. Unas han muerto, otras no quisieron hablar conmigo y quienes lo hicieron fue porque mi padre trabajó en Euskalduna”. La guionista contó que para las personas con las que habló fue doloroso revivir todo, “ya fuera la lucha en el Puente de Deusto o ir a La Naval (otro astillero vizcaíno) como perdedores porque no les querían allí”.

Sobre la memoria de hombres y mujeres que vivieron el conflicto, Rodríguez recalcó que no es la misma porque los hombres lo vivieron y hablan de ello como colectivo y las mujeres lo hacen de manera individual y/o familiar.

Por último, Larraitz Zuazo explicó que en lo que a la documentación se refiere sacaron vídeos del archivo de TV3 más que el de la ETB porque la cadena catalana cubrió más el conflicto que la vasca, contando también con “archivos particulares, archivos de la Diputación y fotos de La Gaceta del Norte”.