ZINEBI 2016: El Futuro Perfecto

Poster de El Futuro Perrfecto, ZINEBI 58

Título original: El Futuro Perfecto.
País: Argentina.
Año: 2016.
Director: Nele Wohlatz.
Guión: Nele Wohlatz.
Reparto: Zhang Xiaobin, Saroj kumar Malik, Jiang Mian, Wang Dong Xi, Nahuel Pérez Biscayart.
Duración: 65 minutos.

Xiaobin (Xiaobin Zhang) en una joven china de dieciocho años que llega a Buenos Aires para reunirse con sus padres y hermanos pequeños, a los que no conoce porque sus progenitores la dejaron en su país cuando era una niña. Su primer trabajo le dura un día porque, al no saber español, por mucho que se aprenda los nombres de los alimentos, no le vale para entenderse con los clientes.

Xiaobin Zhang en El Futuro Perfecto

En la escuela de idiomas, junto a otras personas de habla china es cuando Xiaobin aprende a poder expresarse en la lengua de su país de acogida, por lo que su trabajo en otro supermercado le empieza a reportar beneficios, tanto monetarios como sociales, ya que allí conoce a un joven hindú con el que empieza a verse; y sus clases no solo le aportan conocimientos lingüísticos ya que los alumnos forman un grupo fuera de la escuela.

Mientras vemos en pantalla el presente de la protagonista, en conversaciones mientras aprende a hablar en otro idioma escuchamos parte de su pasado pero también un futuro condicionado a las decisiones que pueda tomar.

“El Futuro Perfecto” forma parte de la primera edición de la sección First Film del Festival de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao, ZINEBI, y su directora Nele Wohlatz, aunque con diferentes experiencias, sabe de lo que habla al plasmar en pantalla esa lucha idiomática ya que ella misma es una inmigrante en la ciudad de Buenos Aires.

Fotograma de El Futuro Perfecto

La película entraría en el género dramático, a pesar de algunos momentos que resultan cómicos, y está bien realizada, resultando amena en su hora pasada de metraje. De hecho, aunque no resulte necesario, yo hubiese agradecido unos minutos más, especialmente de la protagonista narrando alguna cosa sobre el presente, en vez de que, como decía, ese presente sea lo que se ve en pantalla fuera de las clases de español en las que se habla del pasado y de un futuro condicional.

Para no ser actriz, la protagonista Xiaobin Zhang lo hace bien frente a la cámara y sus compañeros no se quedan atrás, tal vez porque conocen la historia de primera mano, al fin y al cabo se interpretan a sí mismos en su mayoría. Podrían haber pecado de poco naturales por ello, pero es algo que no ha pasado.

Se deja ver “El Futuro Perfecto”. Amena.