ZINEBI 58: Visións

Fotograma de Visións

Título original: Visións.
País: España.
Año: 2016.
Director: Eva Calvar, Olaia Sendón, Claudia Brenlla, Sonia Méndez, Andrea Zapata-Girau, Lara Bacelo, Begoña M. Santiago, Carme Nogueira, Diana Toucedo, Carla Andrade.
Duración: 72 minutos.

Imágenes y diferentes texturas que se proyectan sobre el cuerpo desnudo de una mujer; una joven hablando sobre la feminidad y el machismo gritando a cámara harta de tanta tontería al final; una chica con la que un hombre trata de ligar durante un recorrido de tres calles; retazos de diferentes grabaciones; la problemática del idioma mezcladas con la maternidad o una foto familiar que se amplía con imágenes de la vida de sus componentes, cinco generaciones de mujeres de la misma familia, son algunos de los diez cortometrajes que se incluyen en la película colectiva “Visións”, filme que forma parte de la sección Beautiful Docs de la quincuagésimo octava edición del Festival de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao.

Nacida dentro de un mayor proyecto de nombre “Cinema y Muller” (Cine y Mujer) promovido por el Servicio de Igualdad de la Diputación de Pontevedra “Visións” no tiene un nexo argumental común, cada historia es independiente del resto lo que hace que, como espectadora, acabase con la sensación de ver una sesión de cortometrajes que una película colectiva. Como proyecto para dar a conocer a mujeres realizadoras está muy bien, eso es indudable, pero como obra colectiva falla por esa falta de existencia de un hilo conector.

De los diez cortometrajes me quedo con el de la chica hablando a cámara sobre el feminismo y el machismo ya que tiene un mensaje claro que aporta y que resulta incluso violento para bien, al igual que las palabras y frases negativas que se lanza en modo de voz en off, por esos gritos silenciados o el grito final totalmente audible. El de la artista que deja a su hija con su abuela chilena tiene una factura impecable cuya historia daría para hacer un largometraje sobre lo que en breves minutos menciona: la maternidad y el problema idiomático.

El de las fotografías me ha parecido muy interesante y bien hecho también, y el de los retazos de grabaciones sirve como una especie de portafolio del trabajo de su realizadora así como de reflexión sobre su propio trabajo con eso de ¿qué incluyo?

Iniciativas como esta son de aplaudir, pero creo que para que una llamada película colectiva funcione, más allá de si las partes que las componen son mejores o peores, una temática común que las una es imprescindible. Si no queda una sensación de batiburrillo.