Vaiana: Una aventura marítima para revertir una maldición

Poster de Vaiana

Título original: Moana.
País: Estados Unidos.
Año: 2016.
Director: Ron Clements, Don Hall, John Musker, Chris Williams.
Guión: Jared Bush.
Reparto: Auli’i Cravalho, Dwayne Johnson, Rachel House, Temuera Morrison, Alan Tudyk, Louise Bush, Nicole Scherzinger.
Duración: 107 minutos.

Vaiana es una niña que vive felizmente en una isla de Polinesia. De pequeña, escucha entusiasmada a su abuela Tala contar la historia de Te Fiti, la Isla Madre que podía crear vida por sí misma gracias a su corazón, una piedra verde brillante que muchos empezaron a buscar para poder crear vida ellos mismos. Quien consiguió quitarle ese corazón fue el semidios Maui, desaparecido desde entonces ya que perdió una lucha contra un demonio de fuego y tierra, además de su anzuelo mágico gracias al que podía tener sus poderes de cambiar de forma.

Vaiana de niña en Vaiana

El mismo día que la niña escucha la historia, el océano la llama y la hace la elegida para encontrar a Maui y restablecer el orden. Pero su padre, el jefe de su pueblo, prohíbe a Vaiana pisar el mar, más después de que casi pierda la vida tratando de cruzar el límite hasta el que navegan los pescadores. Claro que la isla empezará a sufrir y Vaiana deberá irse a la aventura para encontrar a Maui, el anzuelo mágico de este y hacer que la piedra verde que el océano le ha entregado, el corazón de Te Fiti, sea devuelta por quien la cogió.

No lo tendrá fácil, primero porque Maui no es fácil de convencer y va a lo suyo y después por las dificultades que surgen en el camino ya sean piratas, la isla de los monstruos o el demonio de fuego y tierra.

Que “Vaiana” está muy bien hecha es indudable, solamente hay que ver la genial animación que nos vuelve a ofrecer Disney, en la que el agua que se ve en pantalla parece real y no una animación hecha por ordenador. Los paisajes están muy bien, también, y las texturas de la arena y de los árboles están muy logradas.

La abuela Tala y Vaiana en Vaiana

Se agradece, asimismo, que hayan situado la historia donde lo han hecho, en la antigua Polinesia, de la que nos muestran su modo de vida y tradiciones por lo que el filme resulta en parte hasta didáctico. Pero particularmente, me dejó algo fría “Vaiana”. La historia es lo que prácticamente siempre nos cuenta Disney: hay una dificultad a afrontar, un héroe o héroes para hacerlo, heroína y semidios en este caso, y un final de triunfo.

No falta en el largometraje esa parte triste, protagonizada por uno de los mejores personajes de la película para mí, porque la verdad esto es una película de dos y tanto Vaiana como Maui están algo estereotipados; ni el protagonista de los gags que en este caso es un gallo multicolor, ni las canciones que me parecieron algo pesadas y largas en algunos tramos. De hecho, creo que alguna de ellas siendo diálogo o una voz en off haría que el ritmo de “Vaiana” fuera mejor porque, en algunos momentos llega a hacerse lenta.

Maui en Vaiana

Chapeau a la animación, bien por poner a otra mujer de heroína pero no sé, a la historia le falta ritmo, le sobra música y podía haber aprovechado mejor tanto a los piratas como al demonio de fuego y tierra. Al menos la parte de este resulta bastante imaginativa, y lo de los tatuajes de Maui queda muy bien.

Se deja ver, pero no me ha entusiasmado.

Anuncios