El Bazar de las Sorpresas: Una delicia de los años 40

Poster de El Bazar de las Sorpresas

Título original: The Shop Around the Corner.
País: Estados Unidos.
Año: 1940.
Director: Ernst Lubitsch.
Guión: Samson Raphaelson.
Reparto: James Stewart, Margaret Sullavan, Frank Morgan, Felix Bressart, William Tracy, Sara Haden, Inez Courtney, Joseph Schildkraut.
Duración: 93 minutos.

Alfred Kralik (James Stewart) lleva diez años trabajando en la tienda del señor Hugo Matuschek (Frank Morgan) para quien el joven es como un hijo, ya que le tiene en alta estima y suele invitarle a menudo a cenar a su casa. Alfred ha iniciado una relación epistolar con una chica tras ver un anuncio en el periódico, relación de la que le habla a su amigo y compañero de trabajo Pirovitch (Felix Bressart), quien se queda pasmado de que Alfred esté prácticamente enamorado sin tan siquiera haber visto a la chica.

James Stewart y Margaret Sullavan en El Bazar de las Sorpresas

Un vuelco dará la vida de Kralik cuando se enfrente a su jefe por no tratarle como lo hacía tras un cambio brusco de actitud del segundo y cuando, sin ella saberlo, se entere de que la persona con la que se cartea es la compañera de trabajo con la que ha tenido tantos roces, Klara Novak (Margaret Sullavan).

Clásico del cine romántico donde los haya, “El Bazar de las Sorpresas” es un largometraje con estética de obra de teatro ya que apenas salen cinco escenarios diferentes y un puñado de actores que interpretan los diálogos sin tregua ya que no hay casi momento desde el pistoletazo de salida en el que no se hable. No se necesita más para disfrutar de esta delicia de los años cuarenta, y es que resulta muy entretenida de principio a fin.

Reparto de El Bazar de las Sorpresas

No es un filme romántico al uso porque quienes viven esa historia de amor no se conocen y no hay cabida para que interactúen como enamorados, pero aunque como espectadores sepamos quienes son las dos partes implicadas, esa especie de juego que empieza él con ella en un momento dado, hace que deseemos que la chica se de cuenta de a quién tiene delante en realidad.

Muy buen trabajo del reparto, brillando no solo los dos protagonistas sino también los secundarios, en especial Frank Morgan, Felix Bressart y quien va de roba escenas William Tracy. “El Bazar de las Sorpresas” es de esas películas que al verlas dejan una fantástica sensación, y en mi caso el pensamiento de por qué habré tardado tantos años en verla. Muy recomendable.

Anuncios