Bestias del Sur Salvaje (Beasts of the Southern Wild) [2012]

Quvenzhané Wallis y Dwight Henry en Bestias del Sur Salvaje

Hushpuppy (Quvenzhané Wallis) es una niña de seis años que vive en una isla separada del resto de la humanidad por un dique en Louisiana junto a su padre Wink (Dwight Henry), quien está enfermo. Una tormenta se acerca y con ella el cambio en los habitantes de “La Bañera”, como llaman al lugar quienes viven en él. El agua anegará prácticamente todo mientras quienes quedan allí tratan de sobrevivir ya que se resisten a marcharse. Pero lo más importante es que la relación entre Dwight y su hija, a quien inculca el tener que ser fuerte sí o sí, se va haciendo más fuerte a sabiendas, ambos, de lo que puede sucederle a él.

Nominada a cuatro Oscars, entre ellos lo de Mejor Película y Mejor Actriz para la niña Quvenzhané Wallis, “Bestias del Sur Salvaje” se basa en la obra “Juicy and Delicious” (Jugoso y Delicioso) de Lucy Alibar, coguionista del filme junto a su director y cocompositor Benh Zeitlin. Es un drama con una pequeña pincelada del género fantástico que nos pone a una niña muy pequeña como protagonista absoluta y que se come la pantalla de principio a fin resultando el principal atractivo para una historia de supervivencia y buenas intenciones sin de Dwight Henry, quien también hace un muy buen papel.

El mérito de este filme reside, sobre todo, en presentar una sencilla historia y hacerlo con tanto sentimiento y fuerza, además de hacerlo con personas que nunca habían trabajado en un filme o que cuya experiencia delante de una cámara estaba en algún corto y personaje de poco calado en alguna serie. “Bestias del Sur Salvaje” es uno de esos filmes para dejarse llevar ante lo que vemos y acabar con una sonrisa.

Anuncios