Las Ballenas de Agosto: Dos hermanas, una casa y la edad

Poster de Las Ballenas de Agosto

Título original: The Whales of August.
País: Estados Unidos.
Año: 1987.
Director: Lindsay Anderson.
Guión: David Berry.
Reparto: Lillian Gish, Bette Davis, Vincent Price, Ann Sothern, Harry Carey Jr., Frank Grimes, Mary Steenburgen, Margaret Ladd, Tisha Sterling.
Duración: 90 minutos.

Sarah (Lillian Gish) y Libby (Bette Davis) son dos hermanas viudas que llevan casi toda su vida pasando los veranos en una casita en Maine donde las visita su buena amiga Tisha (Ann Sothern). Libby está ciega y enferma y depende de su hermana más de lo que le gustaría y a pesar de tener una hija, aunque no parece que se vean demasiado; por el contrario, Sarah es muy activa, siempre está haciendo cosas ya sea pintar, cocinar o trabajar en la huerta. De lo que hacen radica que Sarah tenga todavía muchas ganas de vivir y de instalar un ventanal que le permita mejor admirar las fantásticas vistas del lugar, mientras que Libby es negativa y está esperando a la muerte.

Lillian Gish y Bette Davis en Las Ballenas de Agosto

Ambas recuerdan su juventud, los veranos que pasaban en la casa y cómo cada agosto se asomaban al acantilado para ver a las ballenas pasar. A Libby le encanta que Sarah la peine y cada día se lo pide mientras le pregunta cómo está el pelo que no puede ver, y Sarah recuerda a su marido fallecido tiempo atrás al que echa mucho de menos y a quien sigue poniendo un plato y una copa cada año por su aniversario aunque nunca vaya a aparecer.

Las hermanas se llevan bien pero tienen sus más y sus menos, en todas las familias se discute al fin y al cabo, lo que les lleva a hablar del futuro lejos la una de la otra aunque ambas sepan que es algo que no sucederá seguramente porque incluso de ser cierto, cada verano volverían a la casa de Maine.

David Berry guionizó su propia obra de teatro (“The Whales of August”) y con un reparto de lujo “Las Ballenas de Agosto” pasó a la gran pantalla cosechando una nominación al Oscar para Ann Sothern como Mejor Actriz de Reparto, en la que fue la última película protagonizada por ella y Lillian Gish, así como la última completa que filmó Bette Davis.

Reparto de Las Ballenas de Agosto

Se nota que es una obra de teatro, el escenario es una casa que se convierte también en protagonista porque casi todas las conversaciones se dan en su interior, en su planta baja especialmente. No es, por tanto, “Las Ballenas de Agosto” una película con acciones sino de palabras, de conversaciones entre personajes, sobre todo entre Libby y Sarah, muchas cargadas de recuerdos nostálgicos, otras de algunos reproches y el resto sobre el futuro.

La fotografía es muy buena, el guión mantiene el interés durante todo el metraje y el paisaje que se muestra es muy bello. Pero sin duda alguna lo mejor radica en las interpretaciones: Bette Davis, enferma en la vida real, seguía teniendo una gran presencia a pesar de su estado físico y seguridad a la hora de interpretar a su personaje; pero es Lillian Gish quien realmente lleva el peso del filme en sus ancianos hombros y hace a su personaje memorable.

Fotograma de Las Ballenas de Agosto

Me ha gustado “Las Ballenas de Agosto”, la verdad es que sí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .