ZINEBI 2017: Human Flow

Poster de Human Flow

Título original: Human Flow.
País: Alemania.
Año: 2017.
Director: Ai Weiwei.
Guión: Chin-Chin Yap, Tim Finch, Boris Cheshirkov.
Duración: 140 minutos.

El artista y activista chino Ai Weiwei se embarcó en un ambicioso proyecto a cuenta, principalmente, de los movimientos migratorios en Europa. Su documental “Human Flow” empieza y acaba en el mar, de allí llegan muchos inmigrantes al viejo continente a tratar de encontrar una vida mejor o  una vida, punto, huyendo de las guerras o del hambre y la miseria. Desde la Segunda Guerra Mundial no se daba un flujo tan alto de migrantes.

Al propio Weiwei se le ve ayudando junto a un grupo de voluntarios a recibir en la costa de Lesbos, Grecia, a muchos sirios, sobre todo, que dejaron su patria atrás para huir de la guerra civil que aún asola su país. Los inmigrantes, de origen árabe y no solo de Siria, pensaron que se les ayudaría pero se encontraron con más obstáculos de los que jamás se hubiesen imaginado y unas condiciones tercermundistas en su mayoría, porque a Europa todo el asunto le vino grande y de sopetón, aunque el tema claramente es bastante más complejo.

Fotograma de Human Flow

También nos lleva el realizador a países como Jordania o Pakistán, que han acogido refugiados desde hace años y a campamentos varios donde las ONG’s no dan abasto.  No se olvida de los inmigrantes africanos, algunos de los cuales han empezado a moverse por otro motivo muy preocupante: el cambio climático.

Ai Weiwei no opina en ningún momento pero se sirve de la imagen y de algunos testimonios para remover el pensamiento y la conciencia el espectador. También plasma en pantalla algunas frases de carácter filosófico sobre la vida y el ser humano.

De factura impecable es “Human Flow” que utiliza hasta grabaciones realizadas con drones para meternos de lleno en los campos de refugiados, nos transporta también a un edificio destruído por el sinsentido de la batalla en Siria o nos deja escuchar diferentes voces: miembros de ONG’s, doctores, refugiados de uno u otro lado e incluso a una ministra de Jordania. También hay una reflexión interesante sobre el por qué muchos jóvenes deciden unirse a grupos terroristas.

Imagen de Human Flow

Desde luego que viendo “Human Flow” es imposible no pensar en lo mal que está el mundo y lo degenerado del concepto de globalidad. Ciertamente es de llorar mucho de lo que sale pero, es la cruda realidad, y me siento afortunada por no vivir en ninguna situación reflejada por Weiwei.

Un documental estupendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .