I, Tonya: La enemiga pública número 1

Poster de I, Tonya

Título original: I, Tonya.
País: Estados Unidos.
Año: 2017.
Director: Craig Gillespie.
Guión: Steven Rogers.
Reparto: Margot Robbie, Allison Janney, Sebastian Stan, Julianne Nicholson, Paul Walter Hauser, Bobby Cannavale, Caitlin Carver, Maizie Smith, Mckenna Grace.
Duración: 119 minutos.

Tonya Harding (Margot Robbie) fue una patinadora precoz, tanto que a los tres añitos se movía por una pista con las cuchillas de sus patines como pez en el agua. Triunfó también al ser la primera mujer en hacer un triple Axel, uno de los salto más difíciles del patinaje sobre hielo, en una competición, algo por lo que su nombre dio la vuelta al mundo. Más lo dio por algo totalmente terrible, como fue el ataque a su compatriota y rival Nancy Kerrigan (Caitlin Carver) a la que un hombre atacó con una barra de hierro y se culpó a la propia Tonya de ello.

Margot Robbie en I, Tonya

Su padre se marchó se casa cuando era una cría y la dejó a cargo de su madre LaVona (Allison Janney) quien era abusiva con Tonya y siempre tenía más palabras malas que buenas. Cierto es que ella le pagó el entrenamiento pero lejos de apoyarla, hacía todo lo contrario. Muy joven conoció a quien poco después sería su marido, Jeff Gillooly (Sebastian Stan), y los problemas de la chica se acrecentaron porque el que ella pensaba hombre de su vida era un maltratador. Eso sí, Tonya era una superviviente y nadie iba a pasar por encima de ella. Nadie excepto los jueces de patinaje, nada objetivos en sus puntuaciones; la prensa, nada objetiva en sus informaciones; y la justicia. Porque claro, aparentemente sin comerlo ni beberlo acabó pagando un pato por culpa de una panda de cretinos.

El caso de Tonya Harding y Nancy Kerrigan fue tan famoso que incluso quienes no seguían el patinaje artístico se aprendieron sus nombres. Nancy fue la víctima porque fue agredida y casi se pierde los Juegos Olímpicos de 1994 a causa de dicha agresión, unos juegos a los que iba como una de las favoritas; pero digamos que la víctima más grande fue la «villana», Tonya Harding, cuyo nombre siempre estará más asociado a lo que no hizo que a lo que sí.

Con momentos de entrevistas de archivo falsas basadas en las verdaderas, “I, Tonya” es un biopic que no nos presenta a una santa injustamente acusada, sino a una mujer de armas tomar porque sus circunstancias la hicieron ser así, una deportista con más sombras que luces que tenía muy claro que solo servía para una cosa y que es lo que quería hacer por encima de todo lo demás.

Promo de I, Tonya

Las entrevistas sirven para llevarnos a la historia mediante flashbacks de la vida de Harding antes del incidente y todo lo relativo a este y a lo sucedido después. Tiene una línea temporal muy clara y deja crearse su propia opinión del asunto al espectador ya que da diferentes puntos de vista, aunque también pretende ser un lavado de cara, más que merecido, de la protagonista de la historia porque vista “I, Tonya” creo que es imposible no sentir lástima por Harding y sus circunstancias. También se critica a los medios de comunicación, que no hicieron más que echar carnaza al asunto sin importarles los protagonistas, o no, del mismo.

El filme tiene un muy buen guión y se sigue con interés toda la narración. Su banda sonora es de auténtico lujo con clásicos de Heart, Bad Company, Supertramp, Dire Straits o Laura Branigan; y hay dos personas que brillan muy mucho en sus interpretaciones. La primera es quien se mete en la piel de Harding, Margot Robbie que se luce en su papel y patina, claro; y la segunda una gran actriz llamada Allison Janney que es camaleónica como ella sola y una robaescenas en toda regla. Ambas están fantásticas y desde luego que muy bien dirigidas para no resultar exageradas, ya que se podría haber llegado a ese extremo sin mucha dificultad. Muy buen trabajo también el de Sebastian Stan.

Allison Janney en I, Tonya

He dicho que “I, Tonya” es un biopic y extraña estaba de verlo en las nominaciones a premios en la categoría de comedia pero es que tiene tanta mala baba que por drama que haya en lo que en ella se ve, desde luego que está más cerca de la comedia. Ya al inicio del metraje, antes de la primera imagen del largometraje, hay toda una declaración de intenciones al respecto. 

Me ha gustado mucho. Muy recomendable.

Un comentario en “I, Tonya: La enemiga pública número 1

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.