FANT 2018: Trauma

Poster de Trauma, 2017

Título original: Trauma.
País: Chile.
Año: 2017.
Director: Lucio A. Rojas.
Guión: Lucio A. Rojas.
Reparto: Catalina Martín, Macarena Carrere, Ximena del Solar, Dominga Bofill, Daniel Antivilo, Eduardo Paxeco, Felipe Ríos, Claudio Riveros.
Duración: 105 minutos.

Chile, 1978. Un joven es obligado a violar a su madre quien le hace prometer, a sabiendas de que las terribles prácticas de la dictadura van a depararle una muerte segura, que cuidará de su hermana. Años después, 2015 si mal no recuerdo, en la misma ciudad dos hermanas, su prima y la novia de una de ellas se disponen a pasar unos días en tierra de nadie, en una casona. Antes de llegar a ella tendrán un altercado en un bar cercano por culpa de las miradas y palabras de unos hombres, y se encontrarán con un par de policías, uno de los cuáles les pide que no duden en llamarle si tienen problemas. Y vaya si los tienen, por culpa de quien en su día violó obligado a su madre y convirtieron en un monstruo a la fuerza.

Protagonistas de Trauma, 2017

Antes de la proyección de “Trauma” su director, Lucio A. Rojas, nos contó a los presentes en la sala que con su largometraje pretendía criticar la dictadura y el maltrato verbal y corporal que siguen recibiendo las mujeres en Latinoamérica, además de pedir perdón por toda la violencia de la película indicando que era necesaria. No coincido en ello, y aún no sé cómo logré aguantar el tipo durante el metraje bueno sí, apartando la vista de la pantalla ante tal cantidad de planos innecesarios porque, creo que se puede hablar de realidades pasadas o actuales sin tanta parafernalia ni crudeza. Cine social podría ser mezclado con elementos de terror pero “Trauma” no me parece que logre el objetivo de concienciar ni de denunciar primeramente porque con una escena inicial tan cruda, nos pasa a una de sexo entre dos mujeres con todo lujo de detalle (digo yo que para tanto detalle hay otro tipo de películas). Cuando las protagonistas se encuentran con el monstruo y su compinche/hijo/proveedor-de-placer (¿en serio?) empieza una sucesión de sexo violento, vejaciones y hasta gore (pero gore, gore y no del que provoca risas) que prácticamente nos lleva hasta el final.

No soy de las que aparta la vista fácilmente pero como decía al principio, aguanté “Trauma” por hacer precisamente eso, tanta violencia, sexo y vejaciones explícitas y duras no son plato de buen gusto y aunque bien es cierto que la realidad supera a la ficción, unos pocos segundos de determinadas escenas bastan para que los espectadores nos imaginemos lo que pasa sin necesidad de verlo.

Lástima que al final, con esas mujeres enfrentándose al monstruo después de sufrir una y otra vez pero hacer de tripas corazón para tratar de hacer el bien y acabar con el mal, la historia les siga dando más palos.

Fotograma de Trauma, 2017

No creo que “Trauma” cumpla su objetivo, eso sí, dejar indiferente tampoco lo hace. La gente se marchó del cine, nunca antes había visto a tanta abandonar una sala y, según me contaron, al director le echaron hasta la bronca por lo que había hecho. El “Trauma” es más para el espectador y para quienes actuaron en el largometraje, me consta que al menos una de las actrices acabó con depresión. Yo salí cabreada de la sala, creo que hay cosas que es mejor dejar a la imaginación. El mundo es violento, no hace falta que lo veamos tan realista en una película, no hay necesidad. Menos necesidad hay en hacer una crítica sobre el trato a la mujer de esta manera para después poner a una a hacer idioteces para dejarla a la altura del betún.

No, no me gustó.

Un comentario en “FANT 2018: Trauma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .