Ocean’s 8 (2018)

Poster de Ocean's 8

Debbie Ocean (Sandra Bullock), hermana pequeña de Danny Ocean reconocido estafador (Frank Sinatra y George Clooney en varias películas) sale de la cárcel por buena conducta y promete alejarse de su vida anterior y de quienes la formaban. Pero es una gran estafadora y ladrona y por supuesto que piensa seguir haciendo lo que mejor se le da para sobrevivir. Así que mete a su amiga y socia Lou (Cate Blanchett) nada más salir de lleno en otro robo, el de una muy valiosa joya que sacarán de la hiper vigilada gala del neoyorkino Met (el Metropolitan Museum, de visita obligada si os pasáis por la Gran Manzana, todo sea dicho). Reclutarán a viejas conocidas como Tammy (Sarah Paulson) o Amita (Mindy Kaling) para que las ayuden así como a nuevas caras como la hacker Bola Ocho (Rihanna), la carterista Constance (Akwafina) y la diseñadora de moda Rose Weil (Helena Bonham Carter), así como a alguien que no sabe que colabora con ellas indirectamente, la actriz y copresentadora de la gala Daphne Kluger (Anne Hathaway). No tienen una misión fácil pero son buenas en su trabajo así que en se basan para el éxito de su misión.

Secuela o reboot, que de ambos tiene, de la saga “Ocean’s 11” y sucesivas, “Ocean’s 8” es un filme entretenido que mezcla acción blanca (ni tiros, ni persecuciones, ni nada por el estilo) narrando una historia que mantiene bien el interés, sobre todo al haber elementos añadidos en su última media hora tras el golpe, cuando aparece James Corden, por ejemplo. Cierto es que con tanta actriz casi todas están desaprovechadas pero tampoco es que la película vaya de desarrollar personajes ni es necesario en realidad. Es un divertimento, sin más, para lucimiento no ya del reparto femenino que pocas consiguen hacerlo (en eso Helena Bonham Carter se lleva la palma bajo mi punto de vista), sino de una buena puesta en escena con un vestuario que se convierte en protagonista hasta tal punto que es imposible no fijarse en él aunque el mundo de la moda te de igual.

Eso sí… Como probablemente haya alguna película más, ya que “Ocean’s 8” está cosechando éxito, podrían revivir a Danny para que de algún golpe con Debbie y compañía porque al final casi de las dos horas de metraje hay una escena que hubiese quedado aún mejor si hubiese aparecido George Clooney por ahí. Aparecer en el filme, aparece, pero es más un llamado “easter egg” para que los espectadores lo encontremos.

Lo dicho, entretenida sin mayores pretensiones, aunque particularmente me entraron unas ganas de volver al Met y de dar una vuelta por Nueva York inmensas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .