El Verdugo (1963)

Fotograma de El Verdugo

Amadeo (José Isbert) es verdugo en la España franquista del garrote vil. Es todo un profesional en lo suyo a pesar de que durante años la gente haya ninguneado a su familia por su profesión, pero como él dice, alguien tiene que hacerlo. Tras encargarse de un condenado, conoce al enterrador José Luis (Nino Manfredi), quien de la manera más casual acaba en su casa conociendo a la hija del verdugo, Carmen (Emma Penella). José Luis y Carmen empiezan a salir con el beneplácito de Amadeo, porque el enterrador es un buen muchacho a sus ojos, y se enamoran. Los problemas les llegan cuando ambos hacen algo que no gusta a Amadeo, acaban pasando por la vicaría y para que no les quiten una vivienda social otorgada al verdugo, este acabará jubilándose y moviendo los hilos necesarios para que su yerno, aunque no quiera, se convierta en el próximo verdugo del país esperando que a todos los condenados les indulten.

Clásico del cine español dirigido por el genial Luis García Berlanga y coescrita por él y Rafael Azcona, su colaborador habitual, “El Verdugo” nos muestra la España de otra época en clave de comedia más que otra cosa porque tiene alguna escena delirante, realizando una crítica bien escondida bajo ingeniosos diálogos sobre la pena capital. Porque la censura de la época perfectamente podría haber cortado varias partes del filme pero las salvó. Ver al gran Pepe Isbert siempre es un gusto y tanto Nino Manfredi como Emma Penella están muy bien en sus respectivos papeles. Recomendable.

Un comentario en “El Verdugo (1963)

  1. Realizada en lo que podríamos denominar la segunda etapa en la trayectoria de Berlanga, “EL VERDUGO” es una película sorprendente y audaz (por el momento en que se hizo) donde el autor de “PLÁCIDO” volvía a demostrar su dominio total de la narrativa y el manejo de los actores dentro del plano que en ocasiones se convertían en planos-secuencia en su longitud. Maravillosa película de una gran dureza solapada tras el barniz de comedia que adopta en muchos momentos. Pepe Isbert, genial (como siempre, pero aquí más).
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .