Mujercitas, un gran remake y la mejor adaptación de la clásica novela

Poster de Mujercitas, 1949

Título original: Little Women.
País: Estados Unidos.
Año: 1949.
Director: Mervyn LeRoy.
Guión: Andrew Solt, Sarah Y. Mason, Victor Heerman.
Reparto: June Allyson, Janet Leigh, Margaret O’Brien, Elizabeth Taylor, Peter Lawford, Mary Astor, C. Aubrey Smith, Lucile Watson, Elizabeth Patterson, Rossano Brazzi, Richard Wyler, Harry Davenport, Leon Ames.
Duración: 122 minutos.

Los March son una familia de Massachusetts cuyo modo de vida cambia por la Guerra de Secesión a la que es mandado el cabeza de familia. La señora March (Mary Astor), Marmee como la llaman sus hijas, ayuda a los más necesitados mientras educa a sus hijas adolescente y les inculca la necesidad de compartir con los más necesitados.

Reparto de Mujercitas, 1949

Meg (Janet Leigh) es la mayor y está en edad casadera que es su máxima aspiración, Josephine (June Allyson) quiere ser escritora y es ruda en sus modales y rebelde con causa, Amy (Elizabeth Taylor) es bastante superficial y le gusta el arte y Beth (Margaret O’Brien) es muy tímida y casi no se relaciona con nadie fuera de su familia.

La adolescencia les trae cosas buenas y malas, nuevas personas en su vida como el vecino Laurie (Peter Lawford) que se convierte en el mejor amigo de Jo, su abuelo el señor Lawrence (C. Aubrey Smith) o su tutor John Brooke (Richard Wyler), y todas, Jo en especial, se darán cuenta de que la vida no es para nada como se planea y que hay que hacer frente a los cambios.

La segunda versión de “Mujercitas” para la gran pantalla se convirtió en el remake de la primera, estrenada en blanco y negro solamente dieciséis años antes. Se tomaron algunas licencias respecto a su predecesora y la novela, como que Amy fuera mayor que Beth, y a pesar de que el guión sea prácticamente un calco del del filme dirigido por George Cukor, esta versión consigue tener su propia personalidad, tal vez por la persona sobre la que gira todo, pero no tanto por el personaje, Jo, sino por el fantástico trabajo de June Allyson dándole vida. Allyson con sus gestos, sus miradas y su sonrisa se alejó de la creación de su predecesora Katharine Hepburn imprimiéndole a Jo la misma rebeldía pero con bastante más dulzura diría yo, y en eso su Jo se asemeja más a la de la novela.

June Allyson y Peter Lawford en Mujercitas, 1949

Hay escenas que son una copia del anterior largometraje pero con pequeños cambios, otras eliminadas y alguna que se alarga en favor del desarrollo de la historia. Esta “Mujercitas” sigue perpetuando el legado de la más que clásica obra escrita por Louisa May Alcott y para mí es la mejor versión que se ha hecho, no ya solo porque June Allyson hiciera suya a Jo March, sino por el gran trabajo de Margaret O’Brien, por ejemplo, que era una cría y dejó una interpretación realmente buena y unas escenas memorables (sobre todo con June Allyson y C. Aubrey Smith), que de estas hay muchas a lo largo del metraje, y también por el de Mary Astor y C. Aubrey Smith.

Muy buena, y de las que gana con los revisionados además.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .