Ciudadano Kane, un clásico de clásicos aburrido pero realmente bueno

Poster de Ciudadano Kane

Título original: Citizen Kane.
País: Estados Unidos.
Año: 1941.
Director: Orson Welles.
Guión: Herman J. Mankiewicz, Orson Welles.
Reparto: Orson Welles, Dorothy Comingore, Joseph Cotten, William Alland, George Coulouris, Erskine Sanford, Everett Sloane, Agnes Moorehead.
Duración: 119minutos.

Las últimas palabras del millonario exmagnate de la prensa Charles Foster Kane (Orson Welles) son una incógnita que un periodista tratará de descubrir. Por más que pregunta a quienes tuvieron relación con Kane para descubrir quién era en realidad nadie sabe qué o quién es, o fue, Rosebud.

“Ciudadano Kane” está considerada una de las mejores películas de todos los tiempos, según algunas listas es la mejor. Años después le he vuelto a dar una oportunidad pero pienso lo mismo, que es un filme bastante aburrido en especial por su segunda hora donde el ritmo decae. Eso sí, puede parecerme tediosa pero cierto es que el señor Orson Welles hizo una maravilla de película por cómo la hizo, y es que una cosa no quita a la otra.

Fotograma de Ciudadano Kane

Wells era un genio, eso es indudable, que aquí decidió empezar la historia que nos narra matando a su protagonista y contándonos mediante un noticiero quién era Kane de cara a la galería para después desgranarnos la historia del protagonista mediante flashbacks que se entremezclan con las entrevistas del periodista al que dio vida William Alland. También tuvo a bien dejar grandes planos para la historia como ese que se saca con la rotura de la bola de nieve que deja caer Kane al fallecer o el de la escalera, así como presentar a una serie de actores y actrices de una compañía teatral, Mercury Theatre creada por Welles que no eran demasiado conocidos como Joseph Cotten, que hace del mejor amigo de Kane o Agnes Moorehead, que hace de su madre.

La ambientación está muy bien y las caracterizaciones son de diez, teniendo asimismo interpretaciones muy buenas como son las del propio Orson Welles, Dorothy Comingore que hace de Susan Alexander, amante del protagonista y aspirante a cantantes, Erskine Sanford, Everett Sloane o George Coulouris.

Dorothy Comingore y Orson Welles en Ciudadano Kane

Sí, que me parezca aburrida en general no quiere decir que no esté de acuerdo con que sea una obra maestra. Puede sonar incongruente pero al final, objetivamente, al cine se le pueden sacar muchas cosas buenas de cosas que no nos gustan. “Ciudadano Kane” fue nominada a nueve Oscars de los que se llevó uno, el de Mejor Guión Original. Un clásico, desde luego.

2 comentarios en “Ciudadano Kane, un clásico de clásicos aburrido pero realmente bueno

  1. Título que siempre figura y en ocasiones encabeza las múltiples listas y selecciones más o menos oficiales que en el mundo se han hecho de las “mejores películas de todos los tiempos” (en la última encuesta realizada por “Sight and Sound”, por muy pocos votos de diferencia, ha sido desplazada del primer puesto por “VERTIGO”).
    Efectivamente, se trata de un film que en el momento de su realización rompió casi todos los esquemas establecidos por la industria de Hollywood para la “fabricación” de un producto. Así, desde el diseño y construcción de decorados con techo, iluminación, angulaciones y movimientos de cámara de contundente eficacia narrativa, (pero fuera de la gramática imperante), un audaz e inteligentísimo montaje, la sabia utilización de la profundidad de campo para mostrar a varios personajes en diferentes términos respecto a la cámara, todos enfocados, creando así una composición en la que esos personajes se definen no tanto a través de lo que dicen y hacen como por su situación en el plano, hasta el alcance, en fin, de la historia que contaba (para cuyo personaje central, Welles se inspiró en el magnate William Randolph Hearst), hicieron de esta película una obra maestra que revolucionó el lenguaje cinematográfico, aportando nuevas soluciones expresivas o utilizando las ya existentes con un enfatismo noqueante.
    Desde Griffith y algunos trabajos de Hitchcock, el cine no había avanzado tanto hasta que en 1939, un joven de veinticuatro años llegó a Hollywood desde la costa Este con el único bagaje de algunas aventuras teatrales vanguardistas, una histórica emisión radiofónica sobre “La guerra de los mundos” y un apabullante talento que tras la experiencia de “CIUDADANO KANE” jamás volverían a dejar brotar libremente.
    No, por favor, no anotes en tu diario de cinéfila que esta película es “buena pero aburrida”. Al menos yo continúo considerándola apasionante.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .