FANT 2019: Piercing

Poster de Piercing

Título original: Piercing.
País: Estados Unidos.
Año: 2018.
Director: Nicolas Pesce.
Guión: Nicolas Pesce.
Reparto: Christopher Abbott, Mia Wasikowska, Laia Costa.
Duración: 81 minutos.

Reed (Christopher Abbott) es un joven padre de familia que recibe un mensaje de alguien inesperado. Más que oírlo se lo debe imaginar porque su cara y su historial de violencia que descubrimos rápidamente lo dice todo. Se va de viaje y su misión es matar pero no le vale cualquiera, tiene que ser por algún motivo que desconocemos una prostituta. En su hotel planificará su asesinato al dedillo para que todo salga según su guión.

Dicho guión se rompe en cuanto Jackie (Mia Wasikovska), la prostituta en cuestión, entra por la puerta de la habitación de hotel de Reed ya que si el comportamiento de él no es normal, el de ella aún menos, lo que hace que Reed se plantee si la chica ha descubierto sus intenciones o todo es fruto de la casualidad. Él sigue la dinámica que se crea entre ambos, ella hace lo propio y el juego se vuelve de lo más peligroso. ¿Quién cazará a quien?

Fotograma de Piercing

“Piercing”, largo basado en una novela de Ryu Murakami, tiene una premisa interesante al principio pero a pesar de sus buenas cosas como una estética ochentera asiática lograda, lo que dice mucho a favor del diseño de producción, la química entre sus protagonistas y unos diálogos chispeantes en ocasiones, se queda en nada porque pierde ritmo y la función se hace más larga de lo que debería. Me acabé aburriendo hacia mitad del metraje, probablemente porque la vuelta de tuerca que da la historia era previsible y queda incompleta.

Sin más, la verdad.