Siete Días de Mayo, un thriller militar muy recomendable

Poster de Siete Días de Mayo

Título original: Seven Days in May.
País: Estados Unidos.
Año: 1964.
Director: John Frankenheimer.
Guión: Rod Serling.
Intérpretes: Kirk Douglas, Fredric March, Edmond O’Brien, Martin Balsam, Burt Lancaster, Ava Gardner, Andrew Duggan, Whit Bissell
.
Duración: 118 minutos.

El coronel Martin «Jiggs» Casey,  (Kirk Douglas) trabaja en el Pentágono donde es el segundo de abordo del general James Matoon Scott (Burt Lancaster). Un amigo suyo del ejército, el coronel William «Mutt» Henderson (Andrew Dugan), va a visitarle aprovechando una reunión con Matoon y otros mandamases a la que nuestro protagonista no está invitado. Una palabra de su colega hará que poco después Jiggs decida acudir al presidente Jordan Lyman (Fredric March) para advertirle de lo que está convencido que va a ocurrir y el máximo mandatario del país le hará caso por la buena reputación que le precede iniciando una operación que solamente cuatro personas conocerán.

Burt Lancaster y Kirk Douglas en Siete Días de Mayo

Casey se quedará en su puesto cerca de Matoon para ver si clandestinamente puede recabar pruebas para apoyar su teoría y poner fin a las intenciones de su superior, y también reconectará con una amiga, Eleanor Holbrook (Ava Gardner), a la que encuentra de casualidad y que es cercana a Matoon. Pero la relación entre la mujer y Casey nunca ha estado exenta de tiras y aflojas y ella acaba pensando que está siendo utilizada. Todo pasa en una semana, tiempo que demostrará o echará por tierra lo que Jiggs cree.

«Siete Días de Mayo» es un filme de intriga pura y dura, un thriller militar de hecho, ambientado en la Guerra Fría y que también tiene un componente romántico y de desamor todo en uno por la figura del personaje interpretado por Ava Gardner, que por muy secundaria que sea tiene tres muy buenas escenas con Kirk Douglas, porque ella era de las que llenaba la pantalla, siendo parte de la información de las mismas relevante para la trama.

Fotograma de Siete Días de Mayo

La película se basa en la novela del mismo título publicada por Fletcher Knebel y Charles W. Bailey II en 1962, y tras una introducción de los protagonistas y de la situación, entra en materia para dejarnos pegados en el asiento hasta el final porque «Siete Días de Mayo» es de las que engancha y no suelta. Está muy bien realizada y tiene buenas interpretaciones con un fantástico Kirk Douglas a la cabeza. Curioso que Burt Lancaster encabezara los créditos iniciales ya que, aunque importante, el suyo es un personaje secundario y el actor cumple sin ofrecer, para mí, una actuación reseñable excepto en el discurso que se marca en un momento del metraje. Eso sí hacen los colegas de misión del personaje de Douglas: tanto Fredric March como el presidente y Martin Balsam y Raymond Clark como su jefe de gabinete Paul Girard y senador Raymond Clark, respectivamente. De hecho, este último fue nominado a Mejor Actor de Reparto en los Oscar, logrando el filme otra a Mejor Dirección Artística en Blanco y Negro.

Me ha gustado mucho. Muy recomendable.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.